Contra toda forma de fascismo, especialmente en Camas

No en vano, desde que comencé a escribir estas breves reflexiones sobre los peligros que nos acechan ante la emergencia de la ultraderecha en el mundo, en nuestro país y en nuestra ciudad, conscientemente las quise agrupar genericamente bajo el título “CONTRA TODA FORMA DE FASCISMO. ESPECIALMENTE EN CAMAS“, porque el fascismo como ideología, actitud mental y forma de comportarse no solo está presente en las organizaciones políticas de cualquier signo con mayor o menor intensidad, sino también y sobre todo, en esa parte de nuestro cerebro reptiliano que únicamente podemos gestionar y controlar mediante el ejercicio del pensamiento racional y de la conciencia ética y espiritual, es decir, con EDUCACIÓN, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN y EDUCACIÓN . Pero también las titulé así porque estoy cada vez más convencido de que todo aquello que deseamos para el mundo o nuestro país y no queramos o no podamos hacerlo visible, concreto y sólido en el metro cuadrado que pisamos es aire que pasa. El motivo pues, porque el que me siento obligado a reiterar nuevamente mi posicionamiento político e ideológico “CONTRA TODA FORMA DE FASCISMO, ESPECIALMENTE EN CAMAS” intentaré explicarlo y argumentarlo a continuación.

Ayer jueves 14 de marzo de 2019, sucedió en Camas un desgraciado, lamentable e irresponsable acontecimiento que a cualquier demócrata con dos dedos frente y consciente de que la democracia es antes que nada un criterio de convivencia y de aceptación de la diversidad en el respeto escrupuloso a las personas con el fin de no causarles ningún daño físico ni material, necesariamente lo tiene que rechazar y denunciar.

Resultó que en diversos lugares de la ciudad y en las redes sociales de Internet aparecieron unos carteles panfletarios anónimos, que basados en el argumento de luchar contra el odio, la xenofobia y el fascismo, proponían el boicot a un establecimiento comercial emblemático de nuestra ciudad, cuando precisamente este establecimiento ha sido siempre un lugar histórico de acogida y servicio de las más diversas personas y grupos tanto de Camas como de otros lugares, pero que además ha dado y sigue dando acogida y trabajo a inmigrantes y a jóvenes que se costean sus estudios. Un error que para mí personalmente es muchísimo más que un error, porque es la acción más irresponsable, nefasta, negativa y contraria a todo lo que intento yo explicar por aquí, con mayor o menor acierto, en mi afán de oponerme y aportar lo que pueda “CONTRA TODA FORMA DE FASCISMO” y de seguir y seguir contribuyendo a que Camas siga siendo una ciudad mestiza, plural, heterogénea, democrática, tolerante y respetuosa.

Para empezar diré, que intencionadamente he querido dejar pasar al menos un día de los acontecimientos con el fin de no caer en ese tipo de pensamiento reactivo y ciego que anula cualquier capacidad de reflexión y de meditación serena. Y esta espera que me ha permitido también comentar con algunos amigos y amigas lo sucedido, así como observar las diversas reacciones públicas ante tan nefasta e irresponsable acción, es la que me permite ahora escribir con un mínimo de sosiego y de ponderación.

Pero vayamos al grano. ¿Por qué considero esta publicidad y este anuncio anónimo tan nefasto y tan irresponsable? Intentaré puntualizarlo con detalle.

1º) No se puede de ningún modo combatir, luchar u oponerse al fascismo con los mismos métodos, instrumentos, herramientas y estrategias que el fascismo utiliza para imponer sus doctrinas y actitudes, sencillamente porque en la defensa de los valores éticos y de los Derechos Humanos Universales, el medio es el fin, es decir, las intenciones de lo que hacemos, lo que efectivamente hacemos y el como lo hacemos, tienen que estar en una sintonía y en una correspondencia total e integral. Es de sentido común, que no puedo pedir paz provocando violencia, como tampoco puedo pedir democracia imponiendo por la fuerza de los hechos consumados mis creencias o causando un daño personal, institucional o conceptual directo o indirecto a los fundamentos de toda democracia que se precie, sencillamente porque la democracia no nos autoriza ni nos justifica para hacer lo que nos venga en gana en cada momento.

2º) Para plantear o programar cualquier acción cuya intención declarada sea la de defender valores éticos ante la ciudadanía, lo primero que hay que hacer es evitar cualquier tipo de reaccionarismo o de pensamiento simplificador, es decir, lo primero en lo que hay que pensar es en los posibles impactos deseados y no deseados que nuestra acción va a tener en la práctica. Esto implica claro está, tener un mínimo de pensamiento preventivo y complejo, sencillamente porque cuando se emprende una acción por muy bien intencionada que esta sea, se independiza de nuestra voluntad y los efectos son siempre imprevisibles, llegando incluso a invalidar, anular y actuar en contra de las intenciones iniciales de la acción, con lo cual los objetivos perseguidos, no solamente no se consiguen sino que además no se pueden justificar en la práctica real dados los resultados obtenidos con la acción.

3º) La acción emprendida por estos ignorantes e irresponsables (siendo muy suave) autores del panfleto aludido, o de todos aquellos que gritan y gritan sin parar su antifascismo sin unos mínimos de táctica y estrategia y sin una reflexión-acción serena, sostenible que tenga garantías de continuidad y sea capaz de sumar a esa acción la máxima ciudadanía posible, creo realmente que puede producir, si es que no lo está produciendo ya, los efectos exactamente contrarios a lo que dicen pretender. ¿Por qué digo esto? Lo aclaro en los siguientes puntos.

4º) Un grupo de ciudadanas y ciudadanos de Camas entre los que me encuentro, hemos creado una PLATAFORMA CIUDADANA CONTRA EL FASCISMO EN CAMAS, cuyo fin es denunciar, tanto la tendencia mundial de derechización fascista, como la emergencia de la ultraderecha política en España, Andalucía y en Camas. Para ello nuestra estrategia de acción implícita y acordada, está basada en los mismos métodos que hemos aprendido de grandes líderes como Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela (podría poner aquí incluso nuestros mensajes para probarlo), estrategia que consecuentemente rechaza cualquier tipo de violencia o agresión y abomina de cualquier tipo de daño directo o colateral a personas físicas o a entidades que prestan de una un otra manera, un servicio público que produce convivencia y bienestar social. Por tanto, la acción de estos individuos incontrolados y anónimos que quieren salvar Camas, a Andalucía y a España del fascismo con su aventurerismo e izquierdismo de banderitas, eslóganes, frasecitas en twitter, pegatinas y acciones indiscriminadas de violencia directa o indirecta, no solo es nefasta y reaccionaria para toda la ciudadanía de Camas y para la empresa afectada, sino especialmente para esta recién nacida Plataforma Ciudadana Contra el Fascismo en Camas y para todos aquellas personas que de forma transparente, limpia, dando la cara y sin ningún tipo de oscuros intereses o de identidades falsas o anónimas, intentamos humildemente y de forma escrupulosamente democrática trabajar y comprometernos contra el fascismo en Camas y en todos los lugares, algo que desde luego vamos a seguir haciendo a pesar del riesgo que corremos de que de forma malintencionada y mentirosa se nos diga que nosotros somos los causantes directos e indirectos de las acciones de estos irresponsables anónimos.

5º) Los métodos y estrategias que ha utilizado siempre el fascismo político para difundir sus doctrinas y contagiar sus formas de comportamiento, además de estar basados en la mentira permanente que mil veces repetida se convierte en verdad, están fundadas sobre todo en crear crispación social; enfado e ira individual y colectiva; vestirse con ropajes de corderos auténticamente democráticos; inventar y producir maniqueísmos, bipolarizaciones y relatos de buenos y malos; aprovechar la ignorancia y el desencanto de ciudadanos poco formados e informados y en definitiva hacer posible que estos métodos se conviertan en algo común y habitual que forme parte del clima social de normalidad democrática. Esta es la razón en la que me baso para decir, que el método de publicitar panfletos anónimos causando daño real a empresas de la localidad que objetivamente siempre fueron acogedoras, serviciales y excelentes, al mismo tiempo que indirectamente produce un efecto contagio que desacredita a grupos o a personas que intentamos pacífica y democráticamente combatir cualquier forma de fascismo, es indudablemente un método fascista aunque su intención diga ser la contraria. Esto prueba la paradoja de que el fascismo, sorprendentemente, puede anidar en organizaciones que se autoproclaman antifascistas, democráticas o defensoras de los Derechos Humanos, o también el paradójico proceso de que al girar tanto hasta la izquierda y llegar al límite puede suceder que se dé la vuelta y nos encontremos y juntemos con la extrema derecha. De hecho yo soy de los que creo que el fascismo como actitud mental impulsiva, emocionalista, egocéntrica, reactiva y maniquea también anida de alguna manera en mi interior. Por eso, si yo no soy capaz de combatir el fascismo en mí mismo, en mi grupo o en mi organización, ¿Cómo voy entonces a combatirlo en la calle?

6º) En todo acontecimiento sorprendente, inusual, conflictivo, desafortunado, rechazable o execrable, siempre se produce un fenómeno que está magnificamente expresado en el refranero español; “A río revuelto, ganancia de pescadores” y en este caso desgraciado e irresponsable en el que se pide anonimamente el boicot a un intachable establecimiento comercial de nuestra ciudad pueden ocurrir dos cosas. Primera que los adeptos, afiliados y correligionarios del partido VOX (el partido de la ultraderecha española que ya tiene representación en el Parlamento de Andalucía), se presenten como pobres víctimas perseguidas por “hordas izquierdistas“, para así extender, generalizar, manchar y denigrar a todos aquellos ciudadanos que se oponen de frente a sus principios, métodos y programas. Segunda, que aparezcan organizaciones, líderes, personalidades y otras figuras conocidas de la ciudad y se sitúen por encima del bien y del mal pidiendo paz, concordia y sensatez intentado así aumentar directa o indirectamente su prestigio y olvidando u obviando, claro está, que sea cual sea la forma o el lugar en que esté el fascismo, tanto la paz, como la concordia, la sensatez y la convivencia siempre estarán en peligro. En cualquier caso, la ganancia de los pescadores no es algo que me preocupe especialmente y lo veo hasta lógico porque los efectos muchas veces son no pretendidos. A mí lo que realmente me preocupa es que la necesidad y urgencia de una conciencia social e individual contra toda forma de fascismo sea expresada, no solo en las urnas haciendo posible democráticamente que los partidos de la ultraderecha no obtengan representación política, sino intentando reconocer en nuestras organizaciones, instituciones y en nuestro propio interior esas conductas narcisistas, dogmáticas, emocionalistas, impulsivas en las que yo, dada mi condición humana también caigo.

Terminando pues esta nota y sintiendo mucho que este desagradable e irresponsable acontecimiento haya provocado crispación social y daño a una excelente empresa de nuestra localidad, digo y me reafirmo sin ningún temor y sin ningún miedo a que me puedan malinterpretar o incluso acusar de inductor indirecto de esta desafortunada acción, que sigo y seguiré diciendo y comprometiéndome en NO A CUALQUIER FORMA DE FASCISMO, ESPECIALMENTE EN CAMAS .

Finalmente no me gustaría irme sin colocar aquí las palabras que mi amigo, mi hermano y mi camarada Lorenzo Rastrero Bermejo (q.e.p.d.) pronunció en 1985, si no recuerdo mal, en la Iglesia Sta. María de Gracia con motivo de la presentación inaugural de la Banda Municipal de Música de Camas, palabras que siempre llevo en mi corazón y que a lo largo de este día he recordado especialmente: “ES VERDAD LO QUE SE HACE; POR SUS HECHOS LOS CONOCERÉIS; OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES; LOS HECHOS SON LA PRUEBA DE NUESTRA HONRADEZ y LA VERDAD ES HISTÓRICA, CONCRETA Y DE CLASE



2 comentarios

  1. Felicito a todos los cameros que habéis creado la Plataforma Ciudadana Contra el Fascismo en Camas con el objetivo de ” trabajar y comprometeros contra el fascismo en Camas y en todos los lugares”. Es degradante el boicot a un establecimiento comercial de Camas, que ha sido ” siempre un lugar histórico de acogida y servicio de las más diversas personas y grupos tanto de Camas como de otros lugares, pero que además ha dado y sigue dando acogida y trabajo a inmigrantes y a jóvenes que se costean sus estudios”. Me entristece ese tipo de comportamientos cuya base es la falta de una EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA , tanto en centros de primaria como de secundaria.
    Un gran abrazo, José.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s