Di-soñando la Camas del siglo XXI (26M-1)

Desde que puse en funcionamiento esta ocurrencia de tener una Web y un Blog al que he denominado KRISIS, estoy intentando dar forma y precisar alguno de los temas que personal, profesional y socialmente siempre me han interesado más. Ahora el objetivo que me he propuesto es escribir y hacer público algunos deseos, sueños y fantasías que me gustaría poder ver algún día realizados en mi querida ciudad de Camas. Pero como se trata de sueños que afectan a la comunidad y tienen un carácter colectivo, soy plenamente consciente de que son solamente eso, ocurrencias y sueños, es decir, puro aire e imaginación individual. No obstante, no considero que esto sea hacer poesía lírica para adornar o endulzar los sinsabores de una ciudad a la que le quedan todavía muchas cosas por hacer y construir, sino simplemente unas sencillas sugerencias para colaborar con el mejoramiento del metro cuadrado que piso. Lógicamente estos deseos, ilusiones, ocurrencias y sugerencias pueden ser, en su totalidad o en parte, cuestionables, criticables, rechazables o también aceptables para aquellos que las lean, pero debo decir que las hago con la mejor intención y no con el ánimo de hacer Campaña Electoral y orientar el voto de nadie, aunque desde luego tienen como objetivo claro mirar más allá de lo dado y heredado de antemano, en la perspectiva de profundizar y extender la Democracia Municipal en Camas.

Hace más de 35 años tuve la oportunidad de ser concejal en Camas y como todo el que haya ejercido este cargo, hice lo que pude, lo que supe y lo que creía que era mejor para ciudad. No obstante, hoy las cuestiones ciudadanas y sus problemas se resuelven de otra manera, con otras normas, con otras limitaciones y desde luego también con muchas más posibilidades y recursos. Hoy cualquier Concejal Delegado/a o cualquier ciudadano que quiera formase y aprender Política y Gestión Municipal tiene a su disposición un caudal extraordinario de información, ideas y experiencia vía Internet. Y hoy también hay en el Ayuntamiento un número considerable de concejales dedicados en exclusividad laboral al desempeño de sus competencias y con la inestimable ayuda de competentes cargos de confianza y técnicos de una gran cualificación. Por tanto, debo pensar que los resultados de la Gestión Municipal de los actuales concejales, tienen que ser ahora muchísimo mejores que los de aquellos que cuando la Constitución de 1978 daba sus primeros pasos intentábamos mejorar la ciudad con escasos conocimientos, pero con una voluntad de transformación social enorme.

De cualquier manera, sirvan o no estas ocurrencias para algo, a mí al menos me valen para repensar mi ciudad y clarificarme acerca de cuales son aquellos objetivos de cambio que considero más deseables, ¿Acaso podemos aspirar a ser plenamente humanos sin sueños y utopías? Por eso y aunque ya tengo una edad considerable en la que el tiempo que me queda quiero aprovecharlo lo mejor posible, no voy a renunciar a estas alturas a todo aquello que ha dado y sigue dando sentido a mi vida. Y en este punto deseo hacer constar que me baso en las importantes lecciones que he aprendido tanto de Ernesto Sabato, como de Eduardo Galeano de los que soy ferviente admirador y seguidor. Así por ejemplo, Galeano decía
«La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se aleja diez pasos más allá. Por mucho que camine, jamás la alcanzaré. Entonces, ¿para que sirve la utopía? Para eso: para caminar» y Sabato añadía: «…La dura realidad es una desoladora confusión de hermosos ideales y torpes realizaciones, pero siempre habrá algunos empecinados, héroes, santos y artistas, que en sus vidas y en sus obras alcanzan pedazos de lo Absoluto, que nos ayudan a soportar las repugnantes relatividades…»

Comprendo a la perfección que “Zamora no se ganó en una hora“, que “Las cosas de palacio van despacio” y que “Más vale un pájaro en la mano que ciento volando“, pero nunca olvido y siempre llevo en mi corazón las palabras que mi amigo Lorenzo Rastrero Bermejo (qepd) pronunció en 1985 con motivo de la presentación de la Banda Municipal de Música en la Parroquia Sta. María de Gracia: «…Hechos son amores y no buenas razones. Es verdad lo que se hace. La verdad es histórica, concreta y de clase. Por sus hechos los conoceréis. Los hechos son la prueba de nuestra honradez…». Por eso digo ahora como Lorenzo y con más convicción que nunca, “Dejadme la esperanza“.

Han pasado ya 40 años desde que aquel día 3 de abril de 1979 se celebrasen las primeras Elecciones Municipales Democráticas tras la dictadura franquista. Unas Elecciones que dieron la victoria a Francisco Pinto Limón y a la candidatura del Partido Comunista de España que estuvo gobernando Camas a lo largo de 12 años. Personalmente tuve la gran fortuna de participar y aprender mucho en aquellos procesos que permitieron a Camas salir de una noche negra y gris para situarse hoy como lo que es: una ciudad moderna, plural, diversa y en la que la convivencia pacífica y democrática, así como su potencial humano y cultural, son una seña de identidad que dignifica a todas las personas que aquí habitamos. Sin embargo, son tantas y tan profundas las transformaciones económicas, políticas, comunicacionales y culturales que se han producido en todo el mundo y en la vida diaria de las ciudades, que necesariamente Camas tenía que quedar afectada, en unos casos para bien y en otros para mal. Por eso entiendo. que aunque sea por pura sensatez, sentido común o responsabilidad ciudadana, las nuevas generaciones que hoy ocupan y aspiran a dirigir y gestionar el Ayuntamiento deberían repensar el papel y las funciones de esa institución que nos representa, acoge y sirve.

Ya no se trata de hacer lo mismo de siempre para conseguir más o menos votos para acceder o continuar en los cargos, como tampoco de añorar un pasado que fue lo que fue con aciertos y errores. Y es que la historia no fue, la historia está siendo, como diría Paulo Freire, o también “La Memoria no es una cuestión del pasado, sino del futuro” como le escuché el pasado 10 de abril a Fernando Martínez López, ex-director general de Memoria Histórica del gobierno de España. Ahora creo que los retos y apuestas para construir la Camas del siglo XXI son muchísimo más complejos y difíciles que en las décadas pasadas. Han aparecido nuevas realidades y problemas que requieren antes que nada el consenso y la voluntad colectiva de cooperación y colaboración más allá de que gobierne tal o cual partido. No se trata pues, ni de imponer programas y acciones por el hecho de tener una mayoría, como tampoco de estar vigilando denunciando continuamente los errores del gobierno sin aportar propuestas realistas y posibles para la ciudad. De lo que se trata y este el espíritu o la motivación principal que me mueve a escribir estos artículos, es de generar, producir y apostar por nuevas ideas y propuestas para que los que puedan ver Camas dentro de cuarenta o cincuenta años se sientan básicamente orgullosos y mínimamente satisfechos de lo conseguido. Y si las nuevas generaciones de concejales y concejalas no son capaces de adoptar una actitud cooperativa, creativa, innovadora, crítica, fraterna y solidaria mirando más allá de sus egos personales, de sus posibles carreras políticas, de las legítimas y naturales discrepancias, de las limitaciones y dificultades que impongan las leyes o de las nuevas circunstancias y problemas que se presenten, seremos inevitablemente impelidos y abducidos por la rutina, la burocracia, la costumbre, el tradicionalismo y esa emergente corriente de fachopopulista que hoy triunfa en países como Estados Unidos, Brasil, Austria, Francia o Italia y que aquí en España tiene ya 24 diputados.

Por otra parte, necesito decir también que no soy un experto en política municipal, como tampoco un especialista en áreas de intervención social y además desconozco totalmente los entresijos, avatares, procedimientos y reglamentaciones de la gestión municipal de hoy. No obstante, este desconocimiento no me impide para nada sugerir, criticar, proponer y en definitiva soñar en una ciudad que a mi entender es posible seguir construyendo y reconstruyendo.

A mi favor debo añadir, que ninguna de las notas de este Blog son producto de la improvisación, sino de la reflexión serena y documentada, aunque también de la apasionada convicción de que cada ser humano, como dice mi amigo, el Maestro chileno Luis Razeto está siempre en el centro del mundo y puede con su empeño y esfuerzo contribuir a dejar en mejores condiciones de como se lo encontró, el metro cuadrado que pisa.

Así pues, empecinado como estoy en echar semillas por la ventana del autobús como hacía la abuelita, he decidido comenzar una serie de artículos titulados genéricamente “DI-SOÑANDO LA CAMAS DEL SIGLO XXI“, es decir, dándome la libertad para expresar todo lo que se me ocurra para que Camas llegue a ser lo que está llamada a ser desde que aquel día 3 de abril de 1979 decidiera emprender un nuevo camino de progreso, democracia, convivencia y bienestar social. Libertad que desde luego voy a intentar ejercer tanto para felicitar y alegrarme con todo lo que me parezca positivo, denunciar lo que considere reprochable o negativo y desde luego para anunciar lo que pienso que puede ser conseguido y realizado si se tiene voluntad política y ciudadana para ello.

De todas maneras y aunque soy plenamente consciente de que estos articulitos van a ser leídos por poca gente porque no toda la ciudadanía de Camas utiliza diariamente Internet o bien porque lo que escribo sencillamente no les interesa, deseo pedir disculpas de antemano a aquellas personas que se tomen esto como campaña electoral o como algo personal o lesivo para sus intereses y preferencias (yo solo hago como la abuelita de las semillas) comienzo a DISOÑAR y no voy a parar por lo menos, hasta que se celebren las próximas Elecciones Municipales el 26 de mayo del presente año 2019, ante las cuales voy a seguir y seguir pronunciándome CONTRA CUALQUIER FORMA DE FASCISMO-Especialmente en Camas.

7 comentarios

  1. Vamos, compañero Batalloso, no aflojes, para eso estoy humildemente yo, que agarro unas depres de campeonato.
    No me pierdo ninguna de tus publicaciones. Aprendo muchísimo de ellas y me contiene el desánimo.
    Hasta la victoria siempre!

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias amigo y compañero Guevara. No, no voy “aflojar”. Por lo menos hasta el 26 de mayo “tengo cuerda”. Todo el problema creo yo que se reduce a que la ciudadanía y especialmente los ciudadanos más conscientes han abandonado la responsabilidad de vigilar, estar atentos y ser críticos con el poder y así pasa lo que pasa: todos como borreguitos a votar cada 4 años y el resto del tiempo a seguir con lo mismo de siempre. Un gran abrazo.

      Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo con la necesidad de ser creativos, innovadores para construir y caminar con una administración pública que avance de manera continuada para recortar algunos centímetros a la ventaja que nos lleva la soñada utopía y que esa creatividad sea fundamentalmente dirigida a aquellos colectivos más necesitados.
    Allá por el 92 pusimos en marcha un servicio público dentro de la Policía Local de Alcobendas, la Oficina de Atención al Ciudadano. Pionera, innovadora y poniendo en marcha programas dirigidos a colectivos especiales, menores, mujeres maltratadas, personas con discapacidades, enfermos de Alzheimer y más.
    Tras 26 años creando e innovando y tras el cambio político de nuestro municipio de PSOE a PP, esta Oficina ha dejado prácticamente de funcionar y se han perdido todos sus programas.
    Comparto tu DISOÑAR de cara al mes de mayo, aunque el caminar de mi municipio dista mucho del de aquel lugar que vio nacer y donde compartí años de juventud.

    Me gusta

    1. Así es Antonio. En aquellos años de tu niñez todo era nuevo para nosotros y afrontábamos aceptablemente la incertidumbre e incluso apostábamos, creo yo, con más valentía. Hoy todo se ha burocratizado, especializado, profesionalizado incluyendo a los cargos públicos, los cuales, muchos de ellos se convierten en funcionarios de una maquinaria impersonal que pierde ya toda posibilidad de hacer pedagogía política junto a los colectivos de la ciudadanía. Tomo buena nota de esa Oficina para incluirla en mis sugerencias y si tienes más ideas pues házmelas saber desde aquí, porque Camas o cualquier otra ciudad, es siempre muchísimo más, infinitamente más que sus gobernantes especializados que coyunturalmente ocupan cargos de poder. En fin. SIGAMOS y muchísimas gracias por tu comentario.

      Me gusta

  3. Me ha gustado tu artículo por la actitud que muestras de contribuir con las ideas que te parezcan positivas a mejorar tu pueblo de Camas. También es una tarea de mejora denunciar lo que te parezca reprochable o negativo. Te felicito por ello. Un abrazo, José.

    Me gusta

  4. Te sigo con mucho interés, pero confieso que a veces tengo dificultades para adecuar mi velocidad de lectura a la tuya de producción y publicación.
    Si enriquecedora fue la serie de artículos referentes al fascismo y sus permanentes intentos de contaminación, en ésta que dedicas a nuestra ciudad y su futuro gobierno nos induces a pensar a los electores y ofreces pautas de buen hacer a los elegibles.
    Como el valor en la “mili” obligatoria, a las y los que dan el paso y se presentan en alguna candidatura democrática se les supone una predisposición a servir en el cargo y no a servirse de él. Las elecciones no son oposiciones y nadie debería caer en la tentación de perpetuarse bajo unas siglas o cambiándolas cada cuatro años.
    Sigue enseñando,Maestro, y ten por seguro que te leemos aunque no siempre respondamos. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s