Elecciones Municipales 2019 (26M-2)

Es obvio y esto lo sabe todo el mundo, que las Elecciones Municipales se focalizan sobre todo en las personas/candidatas que optan al gobierno de la ciudad y en la percepción individual que los ciudadanos tienen de su capacidad y de su credibilidad para llevar a cabo las acciones y propuestas que se detallan en el Programa Electoral del partido político o agrupación a la que representan. Percepción que a la hora de votar siempre es el resultado de una apuesta, dado que el hecho de tener un buen curriculum, de presentarse como nuevo, de ser físicamente más o menos atractivo, de hacer un Programa deslumbrante o de ser un “piquito de oro“, no es una garantía de que nuestros representantes locales vayan a cumplir con lo que prometen o dicen que van a realizar, emprender o iniciar.

Soy de la opinión que las Elecciones del 26 de mayo van a estar indefectiblemente condicionadas por los resultados obtenidos el 28A y no van a ser solamente las personas la motivación principal del voto, sino que serán también los partidos o agrupaciones políticas que se presentan para gobernar Camas, partidos que tanto en la izquierda como en la derecha se presentan en nuestra ciudad divididos y esto posiblemente originará que algunos no lleguen al mínimo del 5% de los votos emitidos para poder optar a las divisiones de la Ley D’Hont que obviamente siempre beneficia al partido ganador. De esta manera y si el Censo Electoral sigue siendo de 21.397 electores y suponiendo que votase el 65% del Censo, lo cual es posible dada la tendencia del 28A, harían falta como mínimo 695 votos para obtener un concejal.

A su vez, si proyectamos los resultados obtenidos el 28A, lo cual obviamente habría que hacerlo con muchísimas reservas dado que el factor personal es determinante y, teniendo en cuenta además que en el 26M Unidas Podemos se presenta en dos listas, el resultado en número de concejales, suponiendo que se mantuviesen los porcentajes de voto serían los siguientes: PSOE: 10 concejales; Cs: 3 concejales; Podemos: 3 concejales (82 % de los votos de Unidas Podemos en 2015); IU: sin representación (18 % de los votos de Unidas Podemos en 2015 que da una cifra menor del 5 % de votos emitidos); PP: 2 concejales y VOX: 3 concejales. A su vez si Podemos e IU hubieran ido juntas, tendrían 1772 votos en total, siguiendo claro está el porcentaje obtenido el 28A, con lo cual tendrían 4 concejales y VOX conseguiría 2. ¿Qué quiero decir con esto? Es sencillo: si Unidas Podemos no se hubiese dividido en Camas, no solo ganaría un concejal sino que además permitiría que VOX tuviese uno menos. Así pues, y aunque este ejemplo sea una proyección meramente especulativa, se trataría desde luego de un error de cálculo irresponsable y que favorece a la ultraderecha de Camas. Y es que está meridianamente claro que cuanto más dividida, fragmentada o enfrentada se presente la izquierda, tanto mejor para la derecha y la ultraderecha.

El escenario sería un poco diferente si la participación rondara en torno al 50 % (la misma que hubo en las Municipales de 2015). De esta manera y conservando los porcentajes de votos obtenidos el 28A los resultados proporcionarían posiblemente algunas sorpresas, ya que por el escaso margen de 6 votos en la divisiones de la Ley D’Hont el PSOE podría perder 1 concejal, quedándose con 9 y Podemos ganaría 1 quedándose con 5 y tanto PP como VOX, se quedarían con 2 cada uno y Cs con 3. Izquierda Unida, en este imaginario caso, tampoco tendría representación ya que no superaria los 525 votos mínimos para obtener un concejal.

Claro está que todo esto son especulaciones basadas en datos de las Elecciones Generales que evidentemente variarán mucho cuando veamos las candidaturas, los programas y asistamos a la Campaña. Si bien lo bueno y lo cierto es que Camas seguirá siendo gobernada por la izquierda y el hecho de que el PSOE repita o no con mayoría absoluta dependerá de la abstención, de forma que cuanto más alta más perjuicio para el PSOE, así como de los votos que reciban Podemos e IU respectivamente, aunque desde luego entra dentro de las probabilidades de que el PSOE pierda 1 o 2 concejales si tenemos en cuenta los datos del 28A. En cualquier caso considero que cuanto menos se vote a VOX muchísimo mejor para Camas y para el PP. Dicho de otra manera: si el PSOE se vuelca y se compromete fuertemente en hacer una campaña directa, personal, puerta a puerta, pateando la calle, haciendo actos en los barrios, no creo que nadie pueda competir con ellos en medios y recursos y posiblemente revalidarán la mayoría absoluta. Ahora bien, si el PSOE se encierra esperando que todo el trabajo lo haga el Internet y la confiada y vanidosa seguridad de que ganarán de todas maneras porque llevan supuestamente la lista más capacitada, puede que se lleven muchas sorpresas. En fin, esto son meras opiniones especulativas, porque los resultados los vamos a ver el 26M.

Otro aspecto muy importante de todas las Elecciones Municipales en nuestro país, es que el método de elección es mediante listas cerradas y bloqueadas y aunque a los ciudadanos nos gusten más unos candidatos que otros, estamos obligados a aceptar lo que las estructuras internas de los partidos determinen, algo que a nivel local considero disminuye, no solo nuestra capacidad de elegir al candidato o candidata que consideremos personalmente más idóneo, sino lo que es peor, a aceptar a ciegas lo que los aparatos partidarios deciden. Y esto a mi juicio, en el caso de los municipios, es sin duda un criterio restrictivo de soberanía popular, cuando, además, los criterios y procedimientos que utilizan los aparatos de los partidos, no solamente son desconocidos y opacos para el conjunto de los ciudadanos, sino que también obedecen a las diferentes rivalidades e intereses orgánicos internos de cada uno.

A estas alturas, a nadie le sorprende que los partidos ordenen sus listas conforme las posibilidades de que salgan o no elegidos los candidatos que ellos consideran mejores, orden que es inapelable y en el que los ciudadanos no intervienen. Así, por ejemplo, puede suceder y de hecho sucede con cierta frecuencia, que un candidato situado en lugares inferiores al primero, o a los que están en la parrilla de salida, puede gozar de mayores simpatías y credibilidad que los que se han nombrado por el partido como cabeza de lista para Alcalde o para salir elegidos. Por eso creo con convicción que ya es hora de que en nuestro país podamos elegir al Alcalde o a la Alcaldesa y al resto de los concejales por sufragio universal directo y no como se hace ahora. De esta manera, la formación de las listas, aunque siguieran siendo competencia de los partidos, estarían siempre subordinadas en última instancia a lo que determinase la ciudadanía con su voto, con lo cual el consistorio resultante necesariamente sería mucho más representativo y no tan dependiente de lo que cada partido determinase.
Y esto obviamente obligaría también a ser muy exhaustivos y rigurosos en la confección de listas porque ya no tendrían utilidad aquellos candidatos o candidatas que van de relleno para no salir y que por lo general sirven para prestigiar y dar apoyo al conjunto de la lista, dado que cualquier miembro de la lista de candidatos podría ser elegido concejal en función del número de votos ciudadanos obtenido. De este modo, creo que se evitarían las ya clásicas diatribas internas de los partidos en las que muchas veces el estar o no en puestos de salida, depende más de fidelidades y obediencias a las corrientes internas y los líderes de superior rango, que a criterios objetivos de selección de personas idóneas para servir mejor al pueblo. Esta es la razón por la que creo que el sufragio universal directo para elegir al Alcalde y a los Concejales, no solo aumentaría las posibilidades de participación ciudadana, sino que también contribuiría positivamente a que cada concejal fuese realmente representativo de la ciudadanía conociendo así cuantos son efectivamente los votos que lo avalan y en consecuencia tendría más posibilidades de autonomía e independencia para defender los intereses de los electores, aunque obviamente se deberían al Programa de su partido. Y esto a mi juicio contribuiría a la voluntad atender mucho mejor las necesidades de la población mediante la realización de proyectos cooperativos más autónomos y creativos porque exigiría más diálogo y participación. No obstante, no puedo negar tampoco, que con este método de elección, posiblemente aparecerían también luchas de egos y de personalismos, aunque esto es algo casi natural con nuestra naturaleza humana egoica y narcisista, característica que únicamente se puede contrarrestar con nuestra también naturaleza humana ética, dialógica y generosa.

En cualquier caso, para que las apuestas electorales puedan tener garantías de éxito, necesariamente hay que apoyarse en los resultados conseguidos, en los hechos probados y en las conductas públicas mostradas en los anteriores o más recientes mandatos en los que el grupo político y sus representantes han desarrollado tareas de gobierno. Y esto en las Elecciones Municipales de ciudades pequeñas o medianas como Camas es bastante fácil si observamos mínimamente los cambios en la ciudad, así como el trabajo y la conducta pública de los concejales. Claro que esto exige a mi juicio por parte de cada votante, además de estar atentos y ser observadores, tener criterios de evaluación lo más objetivos posibles, aunque evidentemente siempre habrá criterios subjetivos de simpatía, admiración, amistad y adhesión al grupo político que representa.

Votar es siempre una apuesta, porque ni existe el candidato o la candidata perfecta, como tampoco el partido político ideal, algo por cierto que a menudo olvidan los representantes, sobre todo cuando creen que el hecho de votarles significa una adhesión incondicional a su persona o a su grupo, con lo cual sus egos pueden padecer obesidad y sus humos pueden subir a veces a alturas excesivas, con lo que después su posible derrota puede convertirse en un gran disgusto o una decepción colectiva e individual que puede tardar mucho tiempo en sanarse e incapacitarlos para seguir sirviendo al pueblo. Pero además, otro peligro no menos importante es cuando se constata que los concejales electos son cada vez menos representativos de la ciudadanía como consecuencia del hecho de que la abstención electoral se hace cada vez mayor, una tendencia que esperemos se rompa en las próximas Elecciones del 26 de Mayo al igual que ha sucedido en el 28A, aunque la tendencia de los datos en los 40 años que llevamos de Ayuntamientos Democráticos en Camas nos indican lo contrario.

Si esta tendencia a la baja participación en las Elecciones Municipales en Camas continua, lo cual desde luego no espero, dado el momento político tan trascendental que estamos viviendo y la importancia de que nuestra ciudad siga siendo gobernada por la izquierda, el problema es lo suficientemente importante como para que los partidos políticos de nuestra ciudad se planteen seriamente hacer algo para animar, impulsar y promover la participación ciudadana de manera efectiva. No basta pues con realizar llamados a la participación ciudadana durante la Campaña Electoral, periodo por cierto que se ha convertido en exclusivo para acordarse del conjunto de la ciudadanía y pedir su participación. Es necesario hacer muchísimo más, porque de lo contrario, la Democracia se desnaturaliza, se hace más débil y más propensa a que cualquier cantamañanas o flautista de Hamelin venga a ofrecernos milagros a precios de costo o excitando nuestros más bajos instintos.

Así pues, no me queda más que pronunciarme por animar a toda la ciudadanía de Camas a que participe activa y responsablemente en las próximas Elecciones Municipales del 26 de mayo haciendo todo lo posible para que nuestra ciudad siga avanzando y progresando por la senda iniciada hace 40 años y protagonizada por gobiernos de izquierda. Y por esto debo rogar a los partidos políticos locales que abandonen eso de acordarse de Santa Bárbara solamente cuando truena, preocupándose y ocupándose más seria y eficientemente por promover la información, la comunicación y la participación ciudadana en todos los ámbitos de intervención social e institucional en que están implicados, ya que ésta es la única estrategia para impedir la desafección democrática y la emergencia del fascismo y la ultraderecha.

4 comentarios

  1. Como siempre brillante, admiro tu lucidez y capacidad de trabajo.
    La política se ha convertido en nuestros días en puro marketing y en un reality show, cada vez se aleja más de la realidad social y donde mejor se constata es en los municipios.
    En estos momentos sales a la calle y te encuentras con multitud de trabajadores a destajo, parece ser que los programas electorales sólo son válidos semanas antes de las elecciones. La población sólo existe en época de elecciones.
    Es cierto que hay una gran diversidad de partidos y agrupaciones que se presentan a las elecciones en nuestra ciudad, Camas, creo que ello es un reflejo del hartazgo que existe dentro de la ciudad con respecto al partido que gobierna.
    En mi humilde opinión un político no debe estar más de 8 años en cargo público, y si en Camas añadimos lo ocurrido con Sodecsa y cómo salpica al partido que gobierna y a su parrilla de salida, aunque finalmente queden absueltos, la cosa pinta mal para todos ellos porque la sombra de duda permea y siempre estará ahí.
    Por tanto, creo que sería un error que el partido que gobierna nuestra ciudad tomara como suyos los resultados del 28A, los cuales son fruto del miedo a regresar a tiempos oscuros, del uso del voto útil y del marketing del que se rodea Sánchez, y que yo sepa aquí en Camas no se presenta el presidente del Gobierno.
    Todos conocemos a personas en los partidos y agrupaciones locales, y sobre todo conocemos a los candidatos y candidatas, y aquí en nuestra ciudad eso cuenta, y mucho.
    Quizás podamos pensar que el presentar por parte de UP candidaturas por separado haya sido una torpeza, pero bien sabemos lo ocurrido con IU en el pasado y eso, aquí en Camas no se olvida fácilmente. Y además la gente en su mayoría vota la marca.
    Yo sinceramente y siento mucho, muchísimo decirlo, no sé si finalmente votaré en las próximas municipales, no me convence ninguna lista, ¿tan difícil era llegar a un acuerdo y atraer a los mejores? ¿Hasta dónde llega el ego de quiénes dicen representarnos? ¿Qué prima realmente en la política, sobre todo municipal, la cual nos afecta directamente? ¿Es que no han reflexionado lo suficiente para pensar que después de los discursos hay que gestionar una ciudad? Y además es que cada vez cuesta más tener que digerir las listas impuestas por los partidos políticos, ¿a esto le podemos llamar democracia?
    Estoy completamente de acuerdo contigo en la propuesta que planteas acerca del sufragio directo, sería una forma de aumentar la participación, acercar y generar confianza en la política y vincularnos hacia el Ayuntamiento, que es de todos, no solo del partido que gobierna, aunque algunos y algunas crean que sí.
    Tu propuesta de elección por sufragio directo a las candidaturas serían la mayor revolución y regeneración democrática que se podría ofrecer a nuestra pequeña ciudad, así eliminaríamos de raíz posibles intereses personales que en nada tienen que ver con lo que debe ser la actividad política, mejorar la vida de la población de nuestra ciudad.
    Algunas candidaturas se deben más a lealtades internas e intereses espurios que a la propia capacitación de la persona. Estoy convencida de que si la elección de las candidaturas se hiciera con tu propuesta, muchos y muchas no saldrían elegidos, la abstención sería irrisoria y, de hecho, este es uno de los motivos por los que algunos partidos no han hecho primarias para su elección. Marketing y más marketing.

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué maravilla de comentario. Muchísimas gracias. Sigue, sigue !!! Buenísimas tus preguntas. Efectivamente vivimos en una democracia imperfecta producto de lo que se pudo hacer en su día. Ahora nos toca a nosotros perfeccionarla, mejorarla, cuestionarla, denunciarla o lo que haga falta y dado que tenemos estas herramientas pues difundamos por aquí todas las propuestas y sugerencias que se nos ocurran y para que nuestros representantes no crean que porque le damos el voto, le otorgamos un cheque en blanco o un mérito para presumir. Hay mucho por hacer y a mí se me acaba el tiempo, pero no voy a parar de denunciar lo que me parezca mal y de anunciar lo que me parezca bien. Y desde luego voy a votar y mi razón es simple: costó tanto esta democracia imperfecta, he conocido a tantas personas que dieron lo mejor de sus vidas por hacerla posible, que nada más como prueba de mi agradecimiento y reconocimiento, siempre voto y claro está siempre voto a la izquierda, je, je, je… Sigamos !!!

      Me gusta

  2. No cabe la menor duda de que los resultados de las elecciones del 26-M van a estar condicionados por los resultados del 28A . Confío que en Camas siga siendo gobernada por la izquierda y que el PSOE no se duerma en los laureles y haga una campaña atractiva y sin descanso. Yo también creo de que ya va siendo hora ” de que en nuestro país podamos elegir al Alcalde o a la Alcaldesa y al resto de los concejales por sufragio universal directo y no como se hace ahora. ” Aquí en Cervelló gobierna el PSC , pero con la subida de ERC existe la doble posibilidad de un gobierno unitario de ERC o de coalición con el PSC. Pronto lo sabremos. Un gran abrazo, José.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s