Por un Ayuntamiento más transparente, eficiente y participativo (26M-7)

En la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, así como en la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, se dice textualmente que las competencias de los municipios son: “a) Urbanismo: planeamiento, gestión, ejecución y disciplina urbanística. Protección y gestión del Patrimonio histórico. Promoción y gestión de la vivienda de protección pública con criterios de sostenibilidad financiera. Conservación y rehabilitación de la edificación. b) Medio ambiente urbano: en particular, parques y jardines públicos, gestión de los residuos sólidos urbanos y protección contra la contaminación acústica, lumínica y atmosférica en las zonas urbanas. c) Abastecimiento de agua potable a domicilio y evacuación y tratamiento de aguas residuales. d) Infraestructura viaria y otros equipamientos de su titularidad. e) Evaluación e información de situaciones de necesidad social y la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social. f) Policía local, protección civil, prevención y extinción de incendios. g) Tráfico, estacionamiento de vehículos y movilidad. Transporte colectivo urbano. h) Información y promoción de la actividad turística de interés y ámbito local. i) Ferias, abastos, mercados, lonjas y comercio ambulante. j) Protección de la salubridad pública. k) Cementerios y actividades funerarias. l) Promoción del deporte e instalaciones deportivas y de ocupación del tiempo libre. m) Promoción de la cultura y equipamientos culturales. n) Participar en la vigilancia del cumplimiento de la escolaridad obligatoria y cooperar con las Administraciones educativas correspondientes en la obtención de los solares necesarios para la construcción de nuevos centros docentes. La conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios de titularidad local destinados a centros públicos de educación infantil, de educación primaria o de educación especial. ñ) Promoción en su término municipal de la participación de los ciudadanos en el uso eficiente y sostenible de las tecnologías de la información y las comunicaciones.” Estas competencias legales fueron organizadas y distribuidas en Camas para el periodo 2015-2019 en 11 Delegaciones siendo responsabilidad de cada una de ellas un concejal del Gobierno del PSOE con dedicación exclusiva total o parcial, además del Alcalde. Es decir, todos y cada uno de los 12 concejales electos del PSOE han estado dirigiendo y ostentando la responsabilidad de una Delegación.

Este hecho de distribuir competencias legales en Delegaciones o Concejalías, cuyo objetivo es repartirlas de forma lógica, racional y funcional tiene también a mi juicio, otro objetivo no menos importante: procurar que que nadie se sienta excluido de las tareas de gobierno, que todos y cada uno asuman un compromiso y una responsabilidad de forma especializada, recibiendo para ello como estímulo o compensación la remuneración que legalmente está establecida. Lo cierto es, que según el número de habitantes que tiene Camas, legalmente puede decidir y remunerar a un máximo de 10 cargos con dedicación exclusiva, pero en nuestro caso y según el comentario que realizó mi amiga la Delegada de Cultura Eva Pérez ayer, a la que agradezco sumamente sus precisiones, en total el Gobierno del Ayuntamiento de Camas dispone de 5 concejales con dedicación exclusiva, otros 5 con dedicación parcial, entre ellos el Alcalde y un total de 7 cargos de confianza que son polivalentes. Claro que otra cosa es preguntarse, si esa estructura de personal y de dedicación es la más eficiente, o si es posible y necesario optimizar y mejorar el rendimiento y la eficacia de esa estructura. Personalmente me inclino a pensar que la estructura funcional de distribución de la competencias legales debería hacerse de otra forma, no solamente pensando en lo preceptuado legalmente, sino ampliando y coordinando funciones en base a las dificultades y emergencias, así como a la mejora de la eficacia y la participación ciudadana.

De lo que no tengo ninguna duda, es que para llevar a cabo todas las competencias legales que señalan las Leyes, así como otras que puedan surgir y haya que atender en función de las nuevos problemas y necesidades sociales, no solo hay que asumir la necesidad de que existan cargos con dedicación exclusiva, sino también medidas que permitan aprovechar y mejorar la eficiencia y la eficacia de los funcionarios y técnicos de plantilla de los que el Ayuntamiento dispone. Porque no se trata, de que cada Delegación y su equipo reconfigure, rehaga o divida en tareas, acciones y operaciones que pueden y deben hacerlas los técnicos de plantilla, porque entonces no solo se estarían desaprovechando recursos humanos disponibles y sin costo supletorio, sino que a la larga, por la propia tendencia burocratizadora de todas las instituciones además de otros factores relativos a la institucionalización de los partidos políticos y su tendencia a sobrevivir y financiarse de las instituciones, se estaría estimulando la creación de una administración paralela.

Soy plenamente consciente, de que estos tiempos no son aquellos y que las exigencias de modernización, tecnologización, del aumento de los servicios municipales, de las prescripciones y obligaciones de las nuevas leyes y normativas exigen más y mejores recursos humanos y materiales, no obstante creo que el nuevo Ayuntamiento debería realizar un diagnóstico y una evaluación rigurosa de como se aprovechan sus recursos humanos y si así se hace, muy posiblemente podrían encontrarse duplicidades, inercias, solapamientos, costumbres o hábitos consuetudinarios que entorpecen o dificultan los principios de eficiencia y eficacia, aunque como ya he dicho no todo puede ser eficacia, eficiencia, rentabilidad, beneficios y resultados, ya que estos son valores empresariales y un Ayuntamiento es otra cosa.

En el siglo XX, en los primeros años del Ayuntamiento Democrático, que yo recuerde había solamente 2 concejales con dedicación exclusiva, además del Alcalde, uno pertenecía al PCE y otro al PSOE, ya que ambos gobernaban en coalición. Lo digo porque en aquellos años las tareas eran muchísimas y sumamente difíciles y complicadas para todos, por eso la improvisación era la norma, aunque también la creatividad y la imaginación, porque ni teníamos suficientes recursos, ni tampoco suficiente formación y desde luego ninguna experiencia. Por eso mi pregunta es ¿Tanto han crecido las tareas y competencias de un concejal y los proyectos y programas que se desarrollan como para tener 11 Delegaciones, 7 cargos de confianza, 5 concejales con dedicación exclusiva y 5 con dedicación parcial? Me inclino a pensar en principio que sí, que son muchas y muy numerosas las tareas que resultan de la actual gestión municipal, sin embargo eso no me impide disoñar un tipo de estructura funcional que podría a mi juicio mejorar la gestión y el servicio que el Ayuntamiento ofrece así como optimizar el aprovechamiento de los recursos humanos, algo que haré en la próxima nota.

Desconozco totalmente cuales han sido los grandes temas de las agendas de trabajo de cada una de las Delegaciones, así como los documentos e informes que hayan generado para dar cuenta de su gestión, aunque en el Programa Electoral del PSOE de 2015 se decía: “Publicar, a través de los medios oficiales, la agenda pública de los cargos políticos del equipo de gobierno“, algo que he intentado buscar por mis medios, pero que no he conseguido encontrar. En todo caso, disponer en la Web Municipal de esta información no cabe duda de que sería una expresión de Transparencia muy eficaz ya que toda Información de Gestión Municipal que se haga pública, está contribuyendo de forma directa e indirecta a que los ciudadanos no solo puedan evaluar la gestión de un forma continua, sino también a estimular la participación, ya que por principio sin Transparencia y sin Información no es posible la Participación. De todas maneras y aunque no haya sido capaz de encontrar dichas publicaciones prometidas, si el caso fuese que no se ha podido hacer, pues simplemente que se diga y se justifique, porque entiendo que en todo balance de gestión hay que dar cuenta siempre tanto de los objetivos conseguidos como de los no conseguidos e ir aprendiendo que los Programas Electorales no pueden ser un catálogo de deseables futuribles, o de generalidades imposibles de operacionalizar, sino de propuestas realistas y posibles que apunten siempre más allá pero eliminando todo aquello que se sabe de antemano que no va a ser posible realizar en un cuatrienio.

En cualquier caso, haya o no haya información disponible sobre las agendas de trabajo públicas de los concejales, de lo que no tengo ninguna duda basándome en mi experiencia, es que cuando el criterio de organización funcional que se utiliza es el de la especialización y el de la operacionalización de funciones, los órganos acaban por convertirse en una suerte de reinos taifas o de entidades independientes y aisladas del resto en las que cada responsable termina por hacer lo que sabe y puede pero dentro de su nicho especializado de competencias. Y esto, de una forma u otra, termina por generar descoordinación, sentido patrimonialista del cargo, además de algún que otro conflicto originado por el cruce de competencias y en el que el sentido de propiedad aparece como defensa a toda supuesta injerencia o intromisión, como si el Ayuntamiento, en vez de ser una sola nave que se dirige al mismo puerto, fuese un conjunto de barquitos que cada uno a su manera va navegado como le parece.

Espero pues y deseo que el nuevo Ayuntamiento le preste mucha mayor atención y rigor al diseño de la estructura funcional y de competencias de cada Delegación en aras de mejorar permanentemente la eficacia, eficiencia y la calidad de los servicios públicos que ofrece y el aprovechamiento integral de los funcionarios y del personal del que dispone. Y esto no se resuelve ni en un día, ni en un año, sino que necesariamente es algo lento y procesual y aunque las bases hay que ponerlas al principio de cada mandato, tiene que ser siempre fruto del diálogo, de la introducción de innovaciones, de la colaboración y la cooperación, de la paciencia y de la comprensión humana. Por eso cualquier cantamañanas que crea que desde arriba, sin diálogo, sin cooperación, sin consenso, sin paciencia, sin comprensión humana o sin tener ni idea de los fundamentos básicos de la administración y gestión de cualquier organización venga a decirnos que esto lo arregla él o ella porque es español o genuinamente camero o camera, está incapacitado genéticamente para poder resolver nada y en todo caso lo que hará será destruir lo hecho y crispar permanentemente la normalización de la convivencia conseguida en los últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s