Krisis

Contra el fascismo

Muchas veces pienso que dar publicidad, aunque sea denunciando, a las tropelías, barbaridades, agresiones verbales y no verbales y sobre todo burradas de toda esta clase de personas que simpatizan o militan en VOX, en realidad es una forma de hacerlos visibles y otorgarles notoriedad. Pero al mismo tiempo pienso también, que si dejamos pasar todos esos acontecimientos en los que el fascismo se manifiesta en nuestro país o en nuestra ciudad, no solo estamos contribuyendo a que campen por sus anchas y sigan contaminando con su odio, mentiras e inmundicias a toda la sociedad, sino que también les estamos allanando el camino para su legitimación y normalización social.

La estrategia del fascismo siempre es la misma. Cuando las sociedades están en crisis y se agudizan los males sociales, intentan por todos los medios no solo resaltar y amplificar los problemas, sino también introducir elementos para que el resultado o la solución sea siempre “cuanto peor mejor”. A los hechos me remito: ahí está el comportamiento de VOX en toda esta crisis de la pandemia. Lo digo con claridad: su actitud y comportamiento político es absolutanmente despreciable y rechazable. Qué pena más grande que haya tanta gente que los siga.

Correlativamente, los militantes y/o simpatizantes de VOX que están en su base, ya sea orgánica o social, aprovechan las enseñanzas de sus líderes y todo ese lenguaje agresivo, arrogante, insultante y cargado de odio, para hacer barbaridades en los lugares y espacios sociales en los que viven diariamente. Algo completamente lógico, porque un fascista no solo carece de cerebro para pensar, sino también del más elemental sentido ético y de respeto a los Derechos Humanos Universales. Se comportan por tanto como auténticas manadas, o mejor, jaurías dispuestas a dar caza, morder y lesionar a todo aquel que no piense como ellos, o que exprese su voluntad de defender los Derechos Humanos.

En lo que a mí respecta y aquí en Camas (Sevilla), hemos intentado hacer todo lo posible porque el fascismo no tuviese ni audiencia, ni posibilidad de expansión ni de representación. Ahí están las acciones llevadas a cabo por la Plataforma de Camas Contra el Fascismo, que ahora mismo está inactiva,

o también la serie de artículos que comencé en febrero del pasado año titulados “Contra cualquier forma de fascismo” e incluso una Conferencia que me preparé concienzudamente y que expuse en la Biblioteca. Pero por desgracia, todo lo que hicimos el pasado año, no sirvió más que para dejar tranquilas nuestras conciencias, porque el fascismo en Camas, nunca tuvo tan alta representación municipal, representación que obtuvo gracias al voto de más de 2000 cameros y cameras.

Lo que me mueve de nuevo a denunciar al fascismo como ideología, como organización política y como comportamiento social e individual, no es otra cosa que el principio ético de “no tolerar lo intolerable” y esa famosa frase de Martin Luther King:

Y desde luego, ni yo, ni muchísimos más como yo, ni nos vamos a callar ni vamos a abandonar la denuncia del desprecio y el odio que toda esta gente de VOX tiene por el Movimiento Memorialista y por todo lo que signifique Derechos Humanos Universales y profundización de la Democracia. Aquí  sigo el principio de uno de los más grandes defensores de los derechos de los trabajadores y de los Derechos Humanos de nuestro país, como fue Marcelino Camacho.

Y todo esto viene al caso, de dos hechos que protagonizados por militantes o simpatizantes de VOX de San Juan de Aznalfarache y Camas que han sucedido en días anteriores y que han sido denunciados tanto por el diario Público en su noticia “Un pueblo sevillano hierve de indignación contra una militante de Vox por mofarse de nueve jornaleras en 1936” y también por La última horaDos militantes de Vox de un pueblo de Sevilla se burlan de 9 jornaleras asesinadas por el franquismo en 1936

Pero además, como si no fuera suficiente este denigrante y despreciable hecho de ultraje dirigido no solo a las víctimas asesinadas de San Juan, sino en realidad a todas las más de 150.000 víctimas del franquismo que todavía siguen sepultadas en fosas comunes, sus simpatizantes y componentes de la jauría, para no ser menos, hacen lo propio aquí en nuestra ciudad de Camas. Pero en este caso, ya no se trata de ultraje a la Memoria de las víctimas, sino de agresión verbal y física directa a uno de mis compañeros en la lucha contra cualquier forma de fascismo.

Así pues, estando mi compañero en la Peña Sevillista de La Pañoleta y en uso de su legítimo derecho de libertad de expresión en defensa de la igualdad y el feminismo, fue de inmediato, no solo grave y humillantemente insultado, sino también agredido físicamente hasta el punto de que le rompieron el labio de un puñetazo, siendo perseguido en su huida.

Para añadir más humillación a la agresión, una vez llegó la Policía y preguntando sobre quien había sido o donde estaba el autor de los agresivos hechos, uno de los concejales de Vox de Camas, testigo de los mismos dijo que no lo sabía, que no lo conocía y que ya se había marchado. Así demostró este representante público su solidaridad con el agredido y es que el fascismo, como ya sabemos no mata solo a las personas y a la democracia, sino también la Memoria. Absolutamente despreciable en todos los sentidos. Este es el resultado de la voluntad de más de 2000 cameros que votaron a VOX. Obviamente, el caso está ya en manos de la justicia tras la denuncia presentada por mi compañero y a la espera de que se abran las correspondientes diligencias, pero mucho me temo, que esto será una anécdota más de esas cosas que pasan en los pueblos y con las que hay que “hacer la vista gorda”. Y es que en este país hay mucho fascismo todavía encubierto y que sale a la luz pública con deleznables acontecimientos como estos. Qué pena. Y qué pena también que la Peña Sevillista de La Pañoleta ampare y proteja a este tipo de individuos, cuando La Pañoleta siempre fue un barrio pletórico de democracia, participación ciudadana y solidaridad.

Termino. Todo mi apoyo y solidaridad para mi compañero del que he obtenido todos los detalles que aquí he relatado

 

Quilapayún
No nos moverán
QuilapayúnNo nos moverán
Línea separadora decorativa de KRISIS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: