Krisis

¿DELENDA EST MONARCHIA? (5)

Por Jerónimo Sánchez Blanco

Llegó la Democracia  entre  Dolor y Sangre                           

La actividad  política  del primer semestre  del año 1977, se inició  con  gravísimos   acontecimientos,  tras el asesinato de varios abogados del  PCE  en su despacho  de la calle  de Atocha  el  24 de Enero, a manos  de un grupo  de  extrema derecha, con el resultado de  5 muertoS y varios herido graves. La  masacre  y los secuestros de  algunas  personalidades del antiguo régimen por el  GRAPO, sobrecogieron  a la opinión pública por lo que  suponía un mal presagio  para la andadura de la democracia. Observé en aquella  mañana fría de Enero, el paso de la comitiva e los abogados  asesinados, con una multitud en un silencio sobrecogedor, desde la acera de la Audiencia Nacional, cerca de la plaza de Colón. La reacción del  PCE dirigido por  Santiago  Carrillo, fue  ejemplar y disciplinada, sin responder  a la provocación de la extrema  derecha, que pretendía desestabilizar el incipiente proceso puesto en marcha con la  aprobación de la Ley para la Reforma Política, con huelgas y movilizaciones violentas promovida  por  el PCE, como respuesta  a los atentados. Aquella  actitud del  PCE le  fue reconocida por el Gobierno de Adolfo Suárez, a pesar de innumerables presiones del franquismo, principalmente de un amplio sector del Ejército, para evitar su legalización  como partido  político, que lo fue  en Abril de  1977 y su participación en las inminentes elecciones generales.  El conjunto de la oposición  vio de forma  muy positiva esta legalización del PCE, ya que la celebración de unas elecciones  generales sin su participación, no cumpliría el requisito necesario para garantizar  el  pluralismo  político.

Estos  hechos  aceleraron  las reuniones de  Adolfo Suárez  con dirigentes de la oposición,  incluidos Felipe González  y Santiago  Carrillo,  la legalización de los partidos políticos, de los sindicatos, la libertad de información y de prensa y finalmente  la convocatoria  de elecciones generales para el Congreso y el Senado   el 15 de junio de 1977.  La oposición, agrupada  inicialmente en la Junta Democrática, impulsada por el PCE  y la Plataforma de Convergencia Democrática, auspiciada  por el PSOE, se integró en  la Coordinación Democrática, comúnmente  conocida como Platajunta. Las decisiones que iba adoptando el Gobierno,  respondían en parte a las conversaciones con la oposición, aunque  lejos de la pretensión  de una vez legalizados todos los partidos políticos, se constituyese un Gobierno Provisional con representación  de aquellos, se decretase  una  amplia amnistía  y el regreso de los exiliados políticos, todo ello con carácter previo a  unas elecciones constituyentes, que  condujese  a la ruptura democrática, frente a la reforma democrática  defendida por el Gobierno de Adolfo Suárez. 

El proyecto político  de la reforma  política, inspirado  por  Torcuato  Fernández  Miranda y ejecutado  por  Adolfo  Suárez, tenía el respaldo del Rey Juan  Carlos, frente a una oposición que hubiese  preferido la  vía  democrática de la  ruptura, pero   consciente  que carecía  de  la  fuerza y el apoyo necesario  para  llevar  adelante  su propuesta  y de la resistencia del franquismo en las instituciones  españolas, aceptó  la  oferta del Gobierno de  Adolfo  Suárez.  Fue una decisión  acertada y un  gran  salto, como  recuerda el refranero  “más  vale   pájaro en mano  que ciento  volando”, pese  a las limitaciones de la ley electoral, el uso de los medios  de  comunicación, la financiación de la campaña electoral, que conllevaba el acuerdo entre la oposición y los  dirigentes reformistas  del Gobierno.  Ese   acuerdo  dio  a la oposición  una  imagen de  actor político con gran madurez, anteponiendo la  responsabilidad de Estado frente  a la  confrontación partidista y también proyectó  la imagen de Adolfo Suárez como  líder  capaz de ejecutar un programa de reformas, diseñado  por el Rey  Juan Carlos  y sus asesores, para conducirnos a la democracia.


Jerónimo Sánchez Blanco, nació en San Martín del Tesorillo (Cádiz) en 1942. Obtuvo la Licenciatura y el Doctorado en Derecho, así como la Licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid.
Asimismo cursó la Licenciatura en Dirección y Administración de Empresas en la Escuela Superior de Dirección de Empresas en Madrid.
Durante dos décadas ha sido profesor en las Facultades de Ciencias Económicas y Empresariales de la UCM y de la Universidad Pontificia Comillas, de Madrid. Esta actividad universitaria la compaginó con diversas responsabilidades, sucesivamente en el Banco de Crédito Industrial, el Crédito Social Pesquero, el Instituto de Crédito Oficial y el Banco Exterior de España.
En la Transición desarrolló una intensa actividad política, siendo elegido Diputado del Congreso por Cádiz en las Cortes Constituyentes de 1977-1978, donde participó en los debates y aprobación de la Constitución de 1978, por lo que es reconocido como miembro de la Orden al Mérito Constitucional.
Ha escrito varios libros sobre economía, política e historia, y continúa dictando conferencias y participando en diversos Congresos y Jornadas de debate.
Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por honrarnos con sus colaboraciones.

A %d blogueros les gusta esto: