LA EXTREMA DERECHA DE DIOS

La internacional cristo-neofascista al asalto del  poder blandiendo la Biblia

Por Juan José Tamayo Acosta

En América Latina, Estados Unidos y Europa estamos asistiendo a un avance de las organizaciones y partidos políticos de extrema derecha, que conforman un entramado perfectamente estructurado y coordinado a nivel global y están en conexión orgánica con grupos fundamentalistas cristianos, hasta conformar lo que Nazaret Castro1 Ref.Estudió Periodismo en Madrid y, después de vivir en Bruselas y Londres, trabajó en medios como la revista La Clave. En 2008 decidió cruzar el charco y São Paulo fue el destino escogido. Ha escrito como corresponsal para el diario Público y colaborado para medios como Le Monde Diplomatique, Caros Amigos, Clarín, Fronterad o Números Rojos. Tiene además el blog personal Entre la samba y el tango. Es cofundadora de Carro de Combate junto con Laura Villadiego. FUENTE: https://www.eldiario.es/ llama “ la Internacional neofascista” y yo califico de “Internacional Cristo-neofascista” y “Extrema derecha de Dios”.

        Uno de los ejemplos más emblemáticos de esta Internacional en España es la complicidad y total sintonía entre las organizaciones católicas españolas ultraconservadoras HazteOír, El Yunque, Infocatólica y otras, y el partido de extrema derecha Vox.

        En Colombia fracasaron los acuerdos de paz porque los evangélicos fundamentalistas y los católicos integristas hicieron campaña en contra alegando que en ellos se defendían el matrimonio igualitario, el aborto y la homosexualidad. En la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Costa Rica en 2018 ganó el pastor evangélico Fabricio Alvarado con un discurso a favor de los “valores cristianos” y del neoliberalismo y contra el aborto y el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo.

        En Brasil, los partidos evangélicos fundamentalistas fueron decisivos en la reprobación de Dilma Rousseff y en la elección del exmilitar Jair Messias Bolsonaro como presidente del país. Son ellos realmente los que inspiran y legitiman su política declaradamente homófoba, sexista, xenófoba y antiecológica.

        El Gobierno de El Salvador parece seguir similares derroteros. En su toma de posesión el presidente de la República, Nayib Bukele, invitó a dirigir una oración al pastor evangélico argentino Dante Gebel, conocido por sus vínculos con pastores ultraconservadores de Estados Unidos. La diputada de Conciliación Nacional, Eileen Romero, presentó en la Asamblea Legislativa una moción para decretar la lectura obligatoria de la Biblia en las escuelas.

        En Bolivia, los militares y los grupos religiosos fundamentalistas dieron un golpe de Estado contra Evo Morales, presidente legítimo de la República Plurinacional, que colocó a las comunidades indígenas en el centro de su política social, cultural, económica y en la cartografía mundial. Y lo hicieron con la Biblia y el crucifijo para legitimar el golpe, lavar las muertes producidas por el mismo, confesionalizar cristianamente la política, negar la identidad de las comunidades indígenas, justificar la represión contra ellas y desprestigiar sus cultos, calificándolos de “satánicos”.

        Felizmente la ciudadanía ha devuelto la democracia a Bolivia en las elecciones del 18 de octubre, en las que el candidato del partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, ex ministro de Economía con Evo, ha obtenido la mayoría absoluta en la primera vuelta con el 53% de los votos y tomará posesión de su cargo como presidente de la República Plurinacional de Bolivia el 8 de noviembre para un periodo de 2020 a 2025.    

        Tras los fenómenos aquí analizados producidos en diferentes países creo puede hablarse de una alianza cristo-bíblico-militar-neoliberal-patriarcal neofascista que actúa coordinadamente en todos los continentes, muy especialmente en América Latina, y utiliza irreverentemente el nombre de Cristo. Estamos ante una crasa manipulación de la religión y una perversión de lo sagrado que se alimenta del odio, crece e incluso disfruta con él, lo fomenta entre sus seguidores y pretende extenderlo a toda la ciudadanía y que nada tiene que ver con la orientación liberadora e igualitaria del cristianismo originario.

        La Internacional cristo-neofascista ha cambiado el mapa político y religioso en Estados Unidos, está cambiándolo en América Latina y va camino de hacerlo en Europa. El salto a la política del movimiento religioso fundamentalista en alianza con la extrema derecha supone un grave retroceso en la autonomía de la política y de la cultura, en la secularización de la sociedad, en la separación entre Estado y religión, en la autonomía de la ciencia, en las políticas ecológicas y en la opción por las personas, los colectivos y los pueblos oprimidos.

        El cristo-neofascismo no tiene intención de abandonar el escenario político y religioso. Ha venido para quedarse, posee un importante protagonismo en la agenda política internacional y está consiguiendo cada vez más seguidores. Actúa coordinadamente en todos los continentes, y muy especialmente en América Latina, utiliza irreverentemente el nombre de Cristo y defiende la “teología de la prosperidad” como legitimación del sistema capitalista en su versión neoliberal. Y, a decir verdad, lo hace con excelentes resultados: refuerza gobiernos autoritarios; derroca a presidentes elegidos democráticamente; da golpes de Estado enseguida legitimados por otros Estados y organismos internacionales; impide la aprobación de leyes en defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres,;de los derechos LGTBI; de los derechos de la Tierra; encarcela a dirigentes políticos, etc.

        ¿Tendremos que resignarnos ante esta extrema derecha de Dios y sus violentas manifestaciones? En absoluto. Coincido con la intelectual alemana Carolin Emcke en su brillante ensayo Contra el odio 2 Ref.EMCKE, Carolin (2017. Contra el odio : un alegato en defensa de la pluralidad de pensamiento, la tolerancia y la libertad. Taurus. Barcelona.en la necesidad de hacer un elogio de lo diferente y lo “impuro”, enfrentarnos al odio como condición necesaria para defender la democracia, adoptar una visión abierta de la sociedad y ejercer la capacidad de ironía y duda, de la que carecen los generadores de odio.

        Contra el odio : un alegato en defensa de la pluralidad de pensamiento, la tolerancia y la libertad. Este artículo es una reelaboración actualizada y ampliada del publicado en la Agenda Latinoamericana 2021.Una exposición más amplia y fundamentada se encuentra en mi libro La Internacional del odio. ¿Cómo se construye? ¿Cómo se deconstruye?, que aparecerá a mediados de noviembre en la editorial Icaria.

Juan José Tamayo Acosta es teólogo vinculado a la Teología de la Liberación. Director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones “Ignacio Ellacuría”, de la Universidad Carlos III, en Madrid, y secretario general de la Asociación de teólogas y teólogos Juan XXIII. Conferencista nacional e internacional y autor de más de 70 libros. Articulista habitual en prestigiosos periódicos nacionales e internacionales, así como reconocidos sitios como Religión Digital.
Entre sus últimas publicaciones se encuentran: Teologías del Sur. El giro descolonizador (Trotta, 2020, 2ª ed.)De la iglesia colonial al cristianismo liberador en América Latina (Tirant lo Blanc, 2019); ¿Ha muerto la utopía? ¿Triunfan las distopías?  (Biblioteca Nueva, 2020, 3ª ed.); Hermano islam (Trotta, 2019).
Este artículo es una reelaboración ampliada que del que fue publicado en el diario digital INFOLIBRE el pasado domingo 15 de julio del presente año de 2020 y también en la Revista AMERINDIA el día 17
        Vaya desde aquí nuestro más sincero agradecimiento por honrar con sus colaboraciones este sitio.

Referencia

1 Estudió Periodismo en Madrid y, después de vivir en Bruselas y Londres, trabajó en medios como la revista La Clave. En 2008 decidió cruzar el charco y São Paulo fue el destino escogido. Ha escrito como corresponsal para el diario Público y colaborado para medios como Le Monde Diplomatique, Caros Amigos, Clarín, Fronterad o Números Rojos. Tiene además el blog personal Entre la samba y el tango. Es cofundadora de Carro de Combate junto con Laura Villadiego. FUENTE: https://www.eldiario.es/
2 EMCKE, Carolin (2017. Contra el odio : un alegato en defensa de la pluralidad de pensamiento, la tolerancia y la libertad. Taurus. Barcelona.

4 comentarios sobre «LA EXTREMA DERECHA DE DIOS»

  1. Un análisis excelente del uso de la Religión cristiana para legitimar el neoliberalismo, los regímenes autoritarios y dictatoriales de cuño católico, la oposición a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y a los derechos de LGTBI. “Los valores cristianos” defendidos por la extrema derecha no son los valores cristianos originales sino que son el producto de una mutación o tergiversación ejecutada por los movimientos integristas de extrema derecha. Esa manipulación de lo religioso para legitimar formas de pensar y de actuar en contra de la ética humanística y de los derechos humanos no es nada nuevo en la historia del cristianismo.
    En todas las etapas de la historia, desde la aparición del cristianismo, ha prevalecido un cristianismo falseado que ha servido a los intereses de la Iglesia y a los de los poderes políticos y económicos aliados con ella. Al inicio del siglo IV, con Constantino, la Iglesia cristiana primitiva se esfumó y dio un vuelco de 360 grados. De ser una Iglesia perseguida, pasó a ser una Iglesia perseguidora de la cultura, filosofía, leyes y religiosidad del Imperio Romano. Apareció el yihadismo cristiano , destruyendo todo aquello que no encajaba con el nuevo cristianismo surgido de un pacto religioso- político-económico que perdura hasta hoy. Ese nuevo enfoque explica la legitimación de las Cruzadas, de la Inquisición ( considerada como Santa para legitimar la tortura y la muerte de los disidentes) de la colonización de América, del Holocausto ( una solución final anunciada para los judíos después de dos milenios de persecuciones, expulsiones, maltratos……y todo por ser considerados deicidas y tratados como se merecen, unos “pérfidos judíos” ). A todo ese rosario de barbaridades hay que añadir las alianzas de la Iglesia con sanguinarios dictadores, entre los que se encuentra Franco ” Caudillo por la gracia de Dios”.
    La extrema derecha de Dios, por tanto, no es un movimiento que haya aparecido ahora sino que se ha ido manifestando a lo largo de los siglos con una premisa abominable . ” En nombre de Dios y de la Biblia todo es posible “.
    Y yo me pregunto : “¿ Hay fundamentos en la Biblia para que aparecieran movimientos extremistas? “.
    Si se buscan los hay. Un católico homófobo me comentó que la Biblia repudiaba a los homosexuales, citándome la Carta a los Romanos 1. 26 y 27 ” Dios entregó a pasiones infames a las mujeres que invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza; igualmente a los hombres que se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo al infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago por su extravío”.
    Desde casi el origen del cristianismo hay por tanto dos corrientes enfrentadas ; la que pretende seguir adelante con el mensaje original del Evangelio y la que pretende tergiversar ese mensaje para legitimar lo ilegítimo.

    1. MAGISTRAL y certero comentario histórico-analítico que te agradezco sumamente. No obstante, la conclusión final de las dos corrientes enfrentadas, si bien es totalmente cierto en términos generales, en términos reducidos y más particulares no es exactamente así, dado que el mundo de las creencias al igual que el de cualquier tipo de realidad es enormemente complejo y todo está mezclado, interconectado y nunca nada existe en estado de pureza objetivable porque todo es mestizo. Un gran abrazo querido.

  2. Muy certero en cuanto a la unión entre el ultraconservadurismo católico y evangélico con el neofascismo, y del yihadismo cristiano del siglo IV, fundamentalista, militarista y misógino, tan bien retratado en la película Hipatia.
    Lo que no entiendo es por qué insiste en no ver el mismo fenómeno en el Islam, con el ascenso del Islam político ultracapitalista, antiecológico, misógino y autoritario.
    En cuanto a la conquista de América por España, no es baladí recordar que los castellanos usaron los mismos métodos que los musulmanes habían usado en la conquista de España.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: