Krisis

El arte de amar

Erich Fromm EL ARTE DE AMAR

EL ARTE DE AMAR, fue y sigue siendo para mí una de las obras más emblemáticas y formativas que he tenido la oportunidad de leer y releer a lo largo de toda mi vida. Recuerdo que la primera vez que oí hablar de ella, fue al profesor de Religión que tuve en la Escuela Normal al que siempre recordaré: D. Antonio Hiraldo Velasco. Nunca olvidaré que D. Antonio me trataba con un exquisito cariño y respeto abriéndome numerosas puertas para mi autoformación. Era obviamente sacerdote eclesiástico y desde luego su deseo era hacernos a todos creyentes y practicantes cristianos y católicos. Sin embargo, tenía una inteligencia privilegiada para relacionar e integrar algunas de las corrientes de pensamiento que habían emergido en la década de los sesenta y no era precisamente de aquellos curas tradicionales de entonces ya que en numerosas ocasiones nos hablaba de la importancia del Concilio Vaticano II. Me consta que después evolucionó hacia otras posiciones siendo un cargo muy importante en el arzobispado de Sevilla. Le perdí la pista durante varias décadas, hasta que un día me enteré de donde vivía y fui expresamente a visitarlo para darle las gracias e interesarme por su vida. Comprobé entonces, que me recordaba muy bien y seguía con esa sonrisa de siempre y un inteligente toque de ironía. Recuerdo que me dijo “Hay que ver como nos dejaste“, refiriéndose claro está al abandono y dimisión de todas mis relaciones con la Iglesia oficial de la curia. Y era verdad, porque desde que me hice maestro de escuela y militante político abandoné por completo todo tipo de actividades y ceremonias litúrgicas, aunque a veces he asistido a algunas cuando he creído que podía aumentar mi compromiso y mi esperanza.

Dos o tres años después, me encontré que el famoso libro de Erich Fromm que yo ya había adquirido y leído con mucha atención, en el Centro Parroquial de Juventud ALKAMA en el que estuve uno o dos años. Un Centro formativo, de convivencia y también de lucha clandestina por las libertades democráticas, que nunca tampoco olvidaré porque fue allí donde empecé a combinar marxismo y cristianismo, descubriendo a muchos autores de referencia formativa. Aquel Centro, en gran medida fue mi salvación personal e intelectual, porque era la primera vez en mi vida que no solo me escuchaban sino que me ofrecían la posibilidad de asumir responsabilidades y compromisos sociales. Por eso nunca me cansaré de agradecer a sus fundadores, especialmene a Carlos Sánchez Barbudo y Manuela Vargas por haber dirigido a aquel colectivo de jóvenes que queríamos de alguna manera cambiar nuestras vidas haciendo todo lo posible por ayudar a los demás.

Fue en aquel Centro de Juventud, donde un día apareció otro de los personajes que más ha impactado en mi vida, simplemente por escuchar con mucha atención una conferencia que se titulaba “¿Qué es la realidad?“. Era el por aquel entonces profesor del Seminario Diocesano, D. Enrique Robles, que posteriormente fue durante varias décadas director del Colegio Aljarafe. Quedé impactado con aquella conferencia, porque descubrí e hice mío, el mensaje de que si existe pobreza y miseria es porque primero existen ricos y explotadores y de que nada de eso se arregla con caridades, oraciones y misas, sino con acción social y política persistente y continuada. Pero Enrique, para los amigos y con el que he tenido la oportunidad de encontrarme hace poco tiempo, decía que todo eso había que hacerlo con amor, citando así en varias ocasiones el libro de Erich Fromm, sino también a Carlos Marx y a Paulo Freire.

Pasados más de 25 años, me encuentro con el citado libro de nuevo, como consecuencia de lo que hacía profesionalmente en aquel momento, cuando estuve de Orientador Escolar en el IES CAMAS. Estaba impartiendo clases de Psicología General a alumnos de 1º de Bachillerato que la habían escogido como optativa y utilicé dicho libro, no solo como una de las recomendaciones de lecturas formativas, sino también como fuente de algunos comentarios de textos.

El tiempo fue pasando y hoy que ando entretenido rememorando recuerdos formativos, releyendo y saboreando lentamente viejos libros, que intento colocar aquí en Krisis, nuevamente EL ARTE DE AMAR de Erich Fromm me vuelve a sorprender, tanto por la profundidad de sus mensajes como por la claridad y la amenidad con la que está escrito.

Libro EL ARTE DE AMAR
A %d blogueros les gusta esto: