Krisis

Cursos

        Fue en el curso escolar 1992/1993, cuando como consecuencia de haber accedido a la profesión de Orientador Escolar, se me ofreció la oportunidad de realizar y desarrollar Cursos de Formación Docente.

        Era una época en la que se estaba poniendo en marcha la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) y los Centros de Profesores ofrecían muchos cursos tanto de carácter informativo, como formativo. Se trataba de poner en marcha todo un nuevo Sistema Educativo, pero sobre todo de divulgar los cambios curriculares y pedagógicos que dicha Ley proponía.

        El tiempo pasó y la práctica me demostró que todos aquellos cambios, no solo no se consolidaron, sino que además muchos de ellos se convirtieron en una rutina más que se alejaba de los fines y objetivos que se pretendían con los mismos. La LOGSE pues terminó por ser rápidamente reformada y finalmente abandonada en esa especie de guerra eterna partidista que hace imposible que en nuestro país las Leyes Educativas duren lo suficiente para poder ser evaluadas a partir de la práctica. Aunque desde luego, si la LOGSE tuvo algún impacto, fue desde luego en la profunda Reforma de la Formación Profesional. Después ya en aspectos metodológicos e incluso psicopedagógicos no tuvo tanto impacto, si bien permitió un gran logro: la puesta en marcha de los Departamentos de Orientación en los Centros de Secundaria.

        En cualquier caso, todo aquello me sirvió para iniciar un nuevo camino de estudio, reflexión y conocimiento de nuevas herramientas y actividades para orientar y ayudar tanto a los alumnos, como a los profesores que cooperaban conmigo y valoraban la Orientación y la Tutoría como dimensiones esenciales del proceso educativo y formativo.

A %d blogueros les gusta esto: