KRISIS

Resistencia, resiliencia y desobediencia (Cap. 4)

LA DÉCADA DE LOS SESENTA

Con el título de «LA DÉCADA DE LOS SESENTA» presento y ofrezco aquí el Capítulo 4 de la obra en la que estoy trabajando desde hace más de un año y que he titulado «Resistencia, resiliencia y desobediencia. La forja de un rebelde«. Se trata básicamente de una obra de «Memoria Histórica y Democrática«, que como ya señalé en el prólogo, está construida y narrada como una especie de red compleja, que si bien está tejida con los hilos de la historia de vida de mi amigo y camarada de siempre Jaime Baena Abad, contiene abundante información de los contextos sociales y políticos en los que ha vivido, con sus correspondientes referencias y fuentes. También incluyo algún que otro dato personal, así como diversas reflexiones pedagógicas, educativas, psicológicas e incluso filosóficas que la historia de Jaime me ha inspirado.

        Este capítulo 4, está dedicado en su integridad a dar a conocer el contexto social, económico y político, tanto nacional como internacional de la década de los sesenta del pasado siglo XX. Lo hago así porque entiendo que los seres humanos, no solo somos seres complejos, sino que también existimos, interactuamos y maduramos como humanos en contextos también complejos, es decir sometidos a las influencias, interdependencias, retroaccioes, condicionamientos y «contaminaciones» no solo de los contextos concretos en los que cotidianamente vivimos, sino también de los contextos sociales, políticos, económicos y culturales de carácter internacional. La década de los sesenta pues, tanto a nivel nacional como internacional configuró un escenario social para los jóvenes de la generación de Jaime que, a pesar de todo el sufrimiento de la represión, especialmente en España, extendió en mi opinión, como una especie de esperanza colectiva en una gran parte de la juventud de que otro mundo era posible. Esperanza juvenil que activó tanto en Jaime con en una gran parte de jóvenes de su generación, numerosos y firmes compromisos dirigidos a luchar, no solo por mejoras en las condiciones de trabajo, sino también por transformaciones sociales y culturales, al mismo tiempo que a enfrentarse de forma abierta contra la dictadura franquista haciendo todo lo posible por acabar con ella.

        Jaime Baena entonces, podría considerarse así como una especie de modelo paradigmático de juventud, evidentemente no mayoritario, que emerge con nuevas fuerzas y nuevas formas de lucha contra la dictadura, extendiéndose como una «mancha de aceite» por los más diversos ámbitos de la vida social española. Esta es la razón por la que me ha parecido indispensable hacer una parada en el relato biográfico para comprender la complejidad de aquella época y su influencia en el compromiso social y político de numerosos jóvenes españoles de las generaciones de los cuarenta y de principios de los cincuenta, compromiso que madura y se hace más firme, operativo y decisivo en la década de los setenta.

        Si lo lees con interés y atención descubrirás que nuestro carácter o nuestra forma de ser no es algo que nos haya caído del cielo o que llevemos exclusivamente impreso en nuestros genes, sino que es también el producto de unas condiciones históricas concretas de carácter económico, social, político y cultural. No obstante, también descubrirás que la capacidad de compromiso y responsabilidad social, no es algo innato que está inscrito en la personalidad de los héroes y grandes líderes, sino que por el contrario es algo que emerge como efecto de las características y condiciones de cada contexto concreto en combinación con el carácter psicológico y la biografía de cada individuo. Una emergencia, claro está, que en unos casos, como en el de Jaime y muchos otros de su generación produce resistencia, resiliencia y desobediencia, y en otros pasividad, absentismo, enajenación y evasión.

        En total este capítulo tiene 46 páginas incluidas portada, índice y referencias bibliográficas. Después de haberlo releído, repasado y corregido varias veces, como ya dije, no es ni una novela, ni tampoco un cuento que se lee de un tirón de forma totalmente rápida y placentera, sino que requiere pararse en las citas y en la notas a pie de página. En consecuencia, espero y deseo que lo leas con mucha tranquilidad y preferentememte en una pantalla de ordenador de sobremesa, en una tablet o bien descargándolo para leerlo con cualquier otro lector de PDFs. En todos los casos podrás acceder y navegar por el Índice, como por todos los enlaces que se incluyen en las citas y referencias. En el smartphone lo puedes leer exactamente igual, pero como ya sabes resulta más incómodo y engorroso. Claro que, si al final te ha gustado el resultado y lo consideras de valor, te ruego encarecidamente que lo repliques, difundas y regales a todos tus amigos sin olvidarte de hacer algún comentario que me permita corregir, completar o mejorar lo escrito.

 Muchas gracias por tu atención.
Juan Miguel Batalloso Navas
Camas (Sevilla), a 19 de diciembre de 2020

NOTA.- Aunque con el lector, puedes leer el capítulo entero en línea, si haces click en el último símbolo de tres puntos del lector «» que está en la barra blanca de abajo, se abrirá una nueva ventana en la que aparece «Download PDF File» y pulsando en ella podrás descargar el archivo para leerlo fuera de línea cuando te apetezca.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: