Inma Roma

Inmaculada Rodríguez Mateos (Sevilla, 1991) estudió Primaria y Secundaria en el Colegio “Balcón de Sevilla” y Bachillerato en el IES “Tartessos”, ambos de Camas (Sevilla). Es licenciada en  Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla y estudiante de Interpretación en la Escuela de Teatro Viento Sur. Empezó a salir de los cuadernos en el año 2016, siendo la coordinadora de la plataforma cultural sevillana «Náufragos». Ha sido subcampeona de Slam Poetry Sevilla los años 2017 y 2018 y ha participado en torneos como el Gata Cattana en Granada, Versódromo en Sevilla, Granada y Madrid. Actualmente es la presentadora oficial del Escaparate de poesía en Sevilla, siendo a su vez miembro activa en la Asociación Literaria Generación Aljarafe, y coordinadora de actividades orientadas a la lectoescritura en Librerías Verbo y en Casa del Libro, donde es librera. Su experiencia se basa en aceptar todo aquel evento donde pueda exponer sus trabajos, el último es Retablo de duelos, publicado en diciembre de 2018. Actualmente inicia un programa de actividades literarias en la librería Verbo, sita en la calle Sierpes de Sevilla.

Si me quieren buscar

Si me quieren buscar,
estoy donde las golondrinas vuelan bajo,
donde beben las libélulas doradas,
donde los gavilanes planean en círculos
sobre las despavoridas perdices.
 
Yo soy de la tierra caliente
que se agrieta por la sed.
Yo soy del valle de los Alfileres,
de donde vuelven a brotar los olivos calcinados
sin una mano que los cultive.
 
Si me quieren buscar,
estoy echando la siesta en el monte de los lirios
o en la solería de una ermita derruida.
Entre dos cumbres
que soplan romero, cañas y cardos borriqueros,
donde habitan caracoles y cabrillas,
donde se puede ver Venus.
 
Si me quieren buscar,
estoy sentada en la ladera de los cerros
mirando embobada el trigo o los girasoles,
depende del tiempo,
escalando montañas sagradas,
pisando tumbas ignotas,
esquivando temerosa pepinillos del diablo,
cortando el viento con una rama de anís o matalahúva,
silbando una canción de amor
con una hoja de eucalipto entre los labios
o buscando las dos entradas de las madrigueras
que construyen con trabajo los conejos.
 
Si me quieren buscar,
estoy adornándome el pelo
con flores de manzanilla,
masticando vinagritos,
ensimismada con los zapatitos del Niño Jesús
que crecen junto a los hormigueros.
 
Si me quieren buscar,
estoy allá, allá lejos,
donde se alegra mi alma. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s