Krisis

Organización del FOCODE

Organización del FOCODE

Una de las características que con mayor intensidad configuran el estilo de funcionamiento y la propia identidad del FOCODE es la participación de todos sus socios en la gestión y realización de todas sus actividades. En el FOCODE, no solo se participa en la elaboración, gestión y evaluación de los programas, sino también en la creación y presentación de las actividades ya que muchas de ellas son diseñadas y desarrolladas por los propios socios.

        La dinámica organizativa ha seguido por lo general los habituales tres momentos de programación, desarrollo y evaluación.

        La programación siempre se ha realizado a comienzos de cada curso escolar y por lo general en el mes de septiembre, para lo cual se han tomado en consideración, tanto las reflexiones y sugerencias surgidas a partir de la evaluación del curso anterior como las nuevas propuestas realizadas por los socios.

        El desarrollo de cada uno de los actos se prepara por la persona, socia o socio comprometido y responsable en el mismo, de forma que todos los trabajos relativos a contactos, documentación o gestiones necesarias son siempre compartidas, quedando garantizado el local para su realización de forma permanente, en la sala de conferencias de la Biblioteca Pública Municipal “Rafael Alberti” o en los lugares que se hayan previamente acordado.

      En sus primeros años de vida, la divulgación y la publicidad en la mayoría de los casos se realizaba por correo postal, a través de anuncios publicitarios en guías de ocio de la provincia, con carteles, aunque en desde que se generalizó el Internet la divulgación y las convocatorias se hacen por correo electrónico.

        En cuanto a la evaluación, el FOCODE siempre hace una evaluación continua en la que sus socios analizan y valoran el grado de satisfacción de la actividad desarrollada. Igualmente evalúan la asistencia, el nivel y/o grado de participación, la disposición de recursos y otros detalles relativos a la misma. Todo este proceso se ha venido realizando por lo general momentos de convivencia después de cada acto en el que agasajan y agradecen a los ponentes su colaboración.

     Por último y a finales de cada curso escolar o en el inicio de uno nuevo, realizan una memoria en la que describen y valoran todas las actividades realizadas, analizando aquellos aspectos más sobresalientes, relevantes y valorados. Memoria en la que se detallan también aquellos aspectos que es necesario modificar, corregir o subsanar, todo con el fin de que cada programación anual sea lo más adecuada y adaptada a las necesidades apreciadas y expresadas por todos sus socios, socias y participantes.

Linea separadora FOCODE
A %d blogueros les gusta esto: