KRISIS

14.- El anciano y el niño

Es el Ego el que guía nuestro comportamiento y lo fija como el único criterio para discernir o clarificar una situación o un acontecimiento.

13.- El recluso

Crecer y madurar como persona, exige darnos cuenta de cuáles son los procedimientos que utilizamos para autoengañarnos o autojustificarnos.

12.- La aguja

Distinguir lo aparente de lo real es la primera condición para desarrollar la claridad mental y nuestra capacidad de discernimiento.

11.- Una buena mente

Conseguir desarrollar una mente clara, transparente, limpia, calmada y con capacidad para analizar y discernir lo que nos sucede es el mejor camino para obtener calma, tranquilidad, serenidad y paz interior.

5.- El barquero inculto

Necesitamos información para producir conocimiento, pero si el conocimiento no se convierte en sabiduría, de nada nos servirá.

4.- La llave de la felicidad

La llave de la felicidad no se busca, se encuentra siempre que se sigan unas normas y conductas muy sencillas.

3.- El arte de la observación

Aprender a serenarnos y aprender a agradecer solo puede hacerse observando con atención lo de fuera y lo de dentro.

2.- La pregunta de Dios

El mayor ignorante hallará la paz si su intención es genuina; el erudito más destacado proseguirá a oscuras si su intención no es la correcta.

1.- El pobre ignorante

La realización de un trabajo sencillo hecho con atención, concentración, amor y gozo nos abre las puertas de la alegría, la serenidad y la paz.

32.- El viejo ermitaño

EL MAESTRO DICE: Deposita en tu capacidad de libertad interior la confianza del rehén y el camino te conducirá a la meta más alta..