WALT WHITMAN

Walt Whitman
Walt Whitman (1819-1892)

        Walt Whitman, aparte de ser un consagrado y universal poeta, representa para mí el más maravilloso epítome del milagro y el misterio de la existencia humana y de la vida en toda sus extensión. Es a mi juicio, en el más amplio y a su vez en el más profundo sentido de la POESÍA, el cantor más sublime de la grandeza y belleza de la Naturaleza y del milagro de la existencia humana. Pero también de esa libertad interior que nos impulsa a hacer apuestas, a arriesgarnos y que nos permite darnos cuenta de la hermosura y asombro de todo lo existente: desde una hormiga o una brizna de hierba y de una nube que pasa o de un rayo de sol hasta cualquiera de nuestros órganos fisiológicos o anatómicos. Para mí es en suma el más precioso poeta de la vida, la libertad, la esperanza y esa especial alegría y gozo que experimentamos cuando nos damos cuenta que todo lo que somos, hasta en las más infinitas partículas microscópicas forman parte del Universo porque efectivamente somos polvo de estrellas. Personalmente lo considero como un gran poeta espiritual al mismo tiempo que material, porque me acerca a lo inefable sin separarme del trozo de suelo que habito y me reconcilia conmigo mismo ayudándome a conectarme al Cosmos.
        Además, particularmente me gusta Walt Whitman, no solamente por el placer y la profunda alegría que siento cuando me concentro en sus poemas más emblemáticos, sino también porque me doy cuenta de que su forma de hacer versos rompe todos los cánones habidos y por haber sin someterse a reglas preestablecidas. De esta manera el ritmo que acompaña a sus poemas, que desde luego me gusta leer y recitar en voz alta, tiene para mí una sonoridad de una hermosa cadencia. Desconozco si hay cantoras y cantores que hayan musicado los textos de Walt Whitman, pero me consta que han servido de inspiración a Bob Dylan, Facundo Cabral y Leonard Cohen, que son sin duda egregios representantes del mundo de la música de autor.
        Según he podido consultar en varias biografías disponibles en Internet, Walt Whitman nació en West Hills, Long Island, el 31 de mayo de 1819, en el seno de una familia de humildes granjeros que le inculcaron desde niño el credo cristiano. Fue el segundo de nueve hijos. Pasó buena parte de su niñez en Brooklyn, padeciendo estrecheces económicas debido a malas inversiones de sus padres. A la edad de doce años, tras concluir sus estudios formales, Whitman empezó a trabajar para apoyar a su familia. Fue empleado de oficina para dos abogados y, más tarde, consiguió un puesto de aprendiz en el semanario de Long Island, “The Patriot”, donde aprendió sobre impresión y tipografía. En “The Patriot” publicó sus primeras composiciones sentimentales. Años después, durante su experiencia en el semanario “The Long-Island Star”, ganó fama por sus opiniones sobre la ciudad y la educación y por su defensa de la democracia. Paralelamente, publicaba poemas en el “New York Mirror”. En 1835 se mudó a Nueva York y trabajó como tipógrafo y profesor en varias escuelas hasta 1838, año en que fundó su propio periódico, “The Long Islander”, del que fue editor, redactor y distribuidor.Hasta que cumplió treinta y cinco años, su principal ocupación fue la de viajar a través del país, viviendo con todo tipo de personas y observando su comportamiento. Ésa fue la experiencia capital de su vida, que plasmaría más tarde en su obra poética. Obtuvo una imagen del hombre norteamericano en la que éste, a pesar de la realidad más adversa, era capaz de hallar la felicidad.
        En 1849 comenzó la obra que en sucesivas ediciones, costeadas por él mismo, se convertiría en la summa poética de la literatura del siglo XIX: Hojas de hierba, cuya primera edición (de un total de doce) data de 1855. Desatada la Guerra de Secesión, primera contienda civil de la naciente América, Whitman sirvió como enfermero voluntario y compartió los sufrimientos de los hospitales militares. Terminada la guerra, publicó dos volúmenes de poesía con el fin de ser reconocido públicamente: el primero, Redobles de tambor (1865) y el otro, Continuación de redobles de tambor (1865). Luego de trabajar como funcionario público, se retiró a vivir con sus hermanos en Camden, donde murió a causa de una bronquitis pulmonar, el 26 de marzo de 1892. Su funeral se convirtió en un evento público, al que asistieron personalidades de la época como Bronson Alcott, Henry David Thoreau y Ralph Waldo Emerson. La obra de Whitman, de relieves universales, contribuyó a enriquecer las técnicas de la nueva poesía, con su innovación métrica y su tenaz realismo lírico, dos características patentes en toda la poesía moderna del siglo XIX y XX.1 Ref.FUENTE: Whitman, Walt. Canto a mí mismo (Spanish Edition) . Tot Books. Edición de Kindle.

Cita 1
Amanecer en la playa de Aguas Belas -Ceará-(Brasil)
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Mantén tu cara siempre hacia el Sol y las sombras caerán detrás de ti...»

Cita 2
Playa Aguas Belas
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Soy tan malo como el peor, pero, gracias a Dios, soy tan bueno como el mejor...»

Cita 3
Amanecer en Aguas Belas (Brasil)las
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Los infinitos héroes desconocidos valen tanto como los héroes más grandes de la historia...»

Cita 4
Panorámica Aguas Belas
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Reexamina todo lo que se te ha dicho… descarta lo que insulta a tu alma...»

Cita 5
Aguas Belas
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Aprenderás a escuchar en todas direcciones y dejarás que la esencia del Universo se filtre por tu ser...»

Cita 6
Playa Ola Arena
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Aprenderás a escuchar en todas direcciones y dejarás que la esencia del Universo se filtre por tu ser...»

Cita 7
Aguas Belas
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Nunca ha habido otro comienzo que éste de ahora, ni más juventud que ésta, ni más vejez que ésta; y nunca habrá más perfección que la que tenemos ni más cielo ni más infierno que éste de ahora...»

Cita 8
Atardecer en playa al norte de Perú
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Quienquiera que seas, ahora pongo mi mano sobre ti para que puedas ser mi poema....»

Cita 9
Playa de Bahía
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Señalar a otro mundo nunca detendrá el vicio entre nosotros; arrojar luz sobre este mundo solo puede ayudarnos.....»

Cita 10
Flor de Bahía
Walt Whitman

WALT WHITMAN
(1819-1892)

«...Señalar a otro mundo nunca detendrá el vicio entre nosotros; arrojar luz sobre este mundo solo puede ayudarnos.....»

previous arrow
next arrow

No se ha encontrado nada.

Referencia[+]

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: