KRISIS

9 poemas de Amor y de Esperanza (7)

Por Concepción Ojeda Córcoles

Y LE PREGUNTABA A LOS PÁJAROS LO QUE INTUÍA SU CORAZÓN

 Pajaro, no llores
ni lances tu cuerpo
de hermosos colores
contra los barrotes de tu jaula.
¿No ves que me apena
  el verte privado de alegría?
Pájaro, tus alas languidecen
y el silencio consume tu canto:
Tú estas hecho para la libertad.
Mañana, pájaro
cuando el astro temple los aires
yo abriré el cerrojo
y quitaré la aldaba de mi puerta
y correré a tu lado
por el rio y por el monte;
más arriba de todos...
Pájaro, calla, no llores.

CONCEPCIÓN OJEDA CÓRCOLES estudió Historia y Filosofía en la Universidad de Sevilla. Siempre fue y sigue siendo una lectora incansable y una observadora permanente del mundo interior de los seres humanos a través de las más diversas búsquedas de autoconocimiento y del análisis de la realidad social y los vínculos que unen a las personas.
Ha explorado e investigado en las más diversas corrientes espirituales de Oriente y Occidente buscando siempre apasionadamente conocimiento y sabiduría. Durante más de veinte años ha estudiado la filosofía china, profundizando en los más diversos métodos de sanación corporal y mental basados en la medicina tradicional china, llegando especializarse y graduarse en la Escuela de Tian.
Profesionalmente se dedica a ofrecer servicios terapéuticos basados en la medicina tradicional china por medio de los más reconocidos y contrastados procedimientos y técnicas de sanación y bienestar psicofísico, actividad que realiza tanto en su consulta como mediante servicios a domicilio.
Personalmente la he conocido hace muy poco tiempo gracias a las redes sociales, pero sobre todo por tener un amigo y Maestro común: Leandro Sequeiros San Román. El hecho de traerla aquí es debido a que comparto con ella una visión espiritual del mundo, de la realidad y del ser humano en el sentido de que lo queramos o no, realmente existe un «orden implicado» como dice David Bohm o una infinita realidad icognoscible en la que todo está conectado. Como ella dice de sí misma y yo comparto «surfeo en la ola de la vida intentando mantener el equilibrio». Vaya desde aquí mi más sincero agradecimiento por participar en este humilde sitio que es KRISIS.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: