Clausura de la Conferencia sobre «EL FUTURO DE EUROPA» (4). Una Economía más fuerte, Justicia  Social y Empleo

Tmp. máx. lect.: 14 min.

Emmanuel Macron en el parlamento Europeo
Emmanuel Macron en el Parlamento europeo

CLAUSURA DE LA CONFERENCIA SOBRE EL FUTURO DE EUROPA. Resoluciones aprobadas

III
UNA ECONOMÍA MÁS FUERTE. JUSTICIA SOCIAL Y EMPLEO (1)

Por Jerónimo Sánchez Blanco
(Invitado a la Conferencia «EL FUTURO DE EUROPA»)

Introducción

Vivimos en tiempos excepcionales y la UE será juzgada por sus esfuerzos por salir más fuerte de las crisis actuales, con un modelo de crecimiento más sostenible, inclusivo, más competitivo y más resiliente. La invasión de Ucrania por parte de Rusia y la pandemia de COVID-19 han cambiado la imagen de la UE. La Conferencia también tendrá que abordar las consecuencias sociales y económicas de esta guerra en un contexto, tras la pandemia, muy difícil. Al mismo tiempo, el cambio climático representa  hoy día, una amenaza para la humanidad y tendrá un impacto dramático en la economía y en nuestras sociedades.

De las recomendaciones recibidas se desprende claramente que los ciudadanos piden una actuación más firme de la UE. Los retos transnacionales pendientes, como las desigualdades, la competitividad, la salud, el cambio climático, las migraciones, la digitalización o una fiscalidad justa requieren soluciones europeas adecuadas.

De las recomendaciones y debates también se desprende que necesitamos una estrategia global para garantizar un mejor bienestar de los ciudadanos europeos en los diferentes aspectos de su vida. Algunos elementos de esta estrategia se encuentran en las políticas ya en marcha y pueden lograrse haciendo pleno uso del marco institucional existente a nivel europeo y nacional; otros requerirán nuevas políticas y, en algunos casos, cambios en los Tratados. Sin embargo, las nuevas políticas y las modificaciones de los Tratados deben considerarse como medios para lograr un mejor bienestar y no como objetivos en sí mismos.

Es posible y necesario remodelar la UE de manera que se garantice su autonomía estratégica, su crecimiento sostenible, la mejora de las condiciones de vida y de trabajo y el progreso humano, sin agotar y destruir nuestro planeta en el marco de un contrato social renovado. Estas recomendaciones tienen por objeto alcanzar estos objetivos. Las propuestas que figuran a continuación deben leerse teniendo en cuenta que ciudadanos de toda Europa han formulado una serie de opiniones y recomendaciones muy diversas. Esta diversidad de puntos de vista es uno de los puntos fuertes que hacen a Europa única.

11ª Resolución

Crecimiento Sostenible e Innovación

Objetivo

Proponemos que la UE apoye la transición hacia un modelo de crecimiento sostenible y resiliente, teniendo en cuenta las transiciones ecológica y digital con una fuerte dimensión social en el Semestre Europeo y empoderando a los ciudadanos, los sindicatos y las empresas. Los indicadores macroeconómicos convencionales y el PIB podrían complementarse con nuevos indicadores para abordar las nuevas prioridades europeas, como el Pacto Verde Europeo o el pilar europeo de derechos sociales, y reflejar mejor las transiciones ecológica y digital y el bienestar de las personas. Este objetivo  podrá se atendido  gracias a las medidas  siguientes:

Medidas

1. Promover procesos de producción más ecológicos por parte de las empresas y apoyarlas para que identifiquen las mejores soluciones y ofrezcan incentivos positivos y negativos  e impulsar la producción y el consumo local.

 2. Trabajar en pro de una economía más sostenible y circular abordando la cuestión de la obsolescencia programada y garantizando el derecho a la reparación.

3. Reformar la gobernanza económica de la UE y el Semestre Europeo para garantizar que las transiciones ecológica y digital,  la justicia social y el progreso social vayan de la mano de la competitividad económica, teniendo en cuenta la naturaleza económica y presupuestaria del Semestre Europeo. Además, es necesario implicar mejor a los interlocutores sociales y a las autoridades locales y regionales en la aplicación del Semestre Europeo, con el fin de mejorar su capacidad y su rendición de cuentas (plataforma digital, debates).

4. Luchar contra  el uso  de envases o recipientes de plástico de un solo uso.

5. Aplicar el uso de la tecnología europea y convertirla en una alternativa viable a la tecnología extranjera .

6. Promover la investigación sobre nuevos materiales y tecnologías, así como el uso innovador de los materiales existentes, garantizando al mismo tiempo que no se dupliquen los esfuerzos de investigación

7. Abordar la sostenibilidad, su capacidad para plantearse y accesibilidad de la energía, teniendo en cuenta la pobreza energética y la dependencia de terceros países, mediante un aumento de la cuota de energía procedente de fuentes sostenibles.

8. Concienciar tanto a las empresas como a los ciudadanos sobre cómo comportarse de manera más sostenible y garantizar una transición justa, basada en el diálogo social y el empleo de calidad .

 9. Incluir normas ambiciosas sociales, laborales y sanitarias, notablemente  en materia de salud, de seguridad en el  trabajo, en los nuevos acuerdos comerciales de la UE.

12ª Resolución

Mejorar la Competitividad de la UE y seguir profundizando en el Mercado Único

Objetivo

Proponemos reforzar la competitividad y la resiliencia de la economía, el mercado único y la industria de la Unión Europea y abordar las dependencias estratégicas. Tenemos que promover una cultura empresarial en la UE, en la que se fomenten las empresas innovadoras de todos los tamaños, en particular las microempresas y las pequeñas y medianas empresas (pymes), así como las empresas emergentes, para que puedan prosperar y contribuir a unas sociedades más resilientes y cohesionadas. Es necesario contar con una economía de mercado fuerte que funcione con el fin de facilitar la visión de una Europa más social. Este objetivo podría alcanzarse del siguiente modo:

Medidas

1. Desarrollar una visión clara de la economía europea y sacar partido a los puntos fuertes, la calidad y la diversidad de Europa, teniendo en cuenta al mismo tiempo las diferencias económicas y de otro tipo entre los Estados miembros, y promover la cooperación y la competencia entre las empresas.

2.Consolidar lo que se ha hecho en términos de moneda única y de interconexión de los sistemas de pago y las telecomunicaciones.

3. Reducir la normalización de los productos y reconocer las peculiaridades culturales y productivas locales y regionales (respeto de las tradiciones de producción).

4. Mejorar la convergencia social y económica al alza en el mercado único, completando las iniciativas existentes como la Unión Bancaria y la Unión de los Mercados de Capitales, y aplicando una reforma orientada al futuro de nuestra unión económica y monetaria.

5. Promover políticas para una base industrial sólida y la innovación en tecnologías facilitadoras esenciales, así como una política climática con visión de futuro acompañada de una competitividad industrial con una fuerte dimensión social, basada en el diálogo social y unas relaciones industriales en condiciones.

 6. Prestar especial atención en todas las nuevas iniciativas a las pymes, la columna vertebral de nuestra economía. El principio de «pensar primero a pequeña escala» debe respetarse en todas las propuestas legislativas de la UE y debe reforzarse la prueba de las pymes en la evaluación de impacto de la Comisión de conformidad con principios claros, respetando plenamente las normas sociales y medioambientales y los derechos de los consumidores (debates).

 7. Garantizar la participación de las pymes en las solicitudes de financiación, licitaciones y redes con el menor esfuerzo administrativo posible. Entidades como el Consejo Europeo de Innovación y el Banco Europeo de Inversiones deben seguir desarrollando el acceso a la financiación para las pymes con proyectos de innovación de alto riesgo.

8. Crear un mejor marco para las inversiones en I + i con el fin de lograr modelos de negocio más sostenibles y ricos en biodiversidad . Centrarse en la tecnología y la innovación como motores del crecimiento.

 9. Promover el rendimiento económico colectivo a través de una industria autónoma y competitiva (PNC francés: 3).

10. Identificar y desarrollar sectores estratégicos, incluidos el espacio, la robótica y la inteligencia artificial.

11. Invertir en una economía basada en el turismo y la cultura, incluidos los numerosos destinos pequeños de Europa.

12. Abordar la seguridad del suministro mediante la diversificación de las fuentes de insumos/materias primas y el aumento de la fabricación de bienes clave en Europa, como la salud, la alimentación, la energía, la defensa y el transporte.

13. Promover la digitalización de las empresas europeas, por ejemplo mediante un cuadro de indicadores específico que permita a las empresas comparar su grado de digitalización, con el objetivo general de aumentar la competitividad .

14. Promover la cohesión digital para contribuir a la cohesión económica, social y territorial, tal como se define en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

15. Reforzar la cooperación transfronteriza para mejorar la cohesión y la resiliencia dentro y fuera de las regiones, potenciando el mecanismo transfronterizo europeo y herramientas similares.

16. Mejorar y promover las posibilidades de formación transfronteriza con el fin de mejorar las capacidades de la mano de obra europea y aumentar la competitividad, al tiempo que se impulsa la alfabetización económica de los ciudadanos. Promover los intercambios  de trabajadores en Europa a través de una oficina de empleo europea. Animar a los jóvenes a estudiar asignaturas científicas.

 17.Reducir, cuando no sea esencial, la burocracia (permisos, certificaciones ).

18. Luchar contra la falsificación y la competencia desleal.

19. Conseguir que las empresas emergentes y las pymes participen más en proyectos de innovación, ya que esto aumenta su poder de innovación, competitividad y contactos con otras empresas 

20. Consolidar y proteger el mercado único debe seguir siendo una prioridad; las medidas e iniciativas a escala nacional y de la UE no deben ir en detrimento del mercado único y deben contribuir a la libre circulación de personas, mercancías, servicios y capitales.

21. Las nuevas iniciativas políticas de la UE deberían someterse a un «control de competitividad» para analizar su impacto en las empresas y su entorno empresarial (coste de la actividad empresarial, capacidad de innovación, competitividad internacional, igualdad de condiciones, etc.). Dicho control será conforme con el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida la igualdad de género, y no irá en detrimento de la protección de los derechos humanos, sociales y de los trabajadores, ni de las normas de protección del medio ambiente y de los consumidores. A tal efecto, también proponemos la creación de un órgano consultivo europeo para la competitividad que debería supervisar cómo se lleva a cabo el control de competitividad y, en particular, evaluar el impacto acumulativo de la legislación, así como presentar propuestas para mejorar las condiciones marco adecuadas para la competitividad de las empresas de la UE. Dicho órgano debería incluir a la sociedad civil organizada y a los interlocutores sociales en su gobernanza.

13ª Resolución

Mercados de Trabajo Inclusivos

Objetivo

Proponemos mejorar el funcionamiento de los mercados de trabajo para garantizar unas condiciones de trabajo más justas y promover la igualdad de género y el empleo, incluido para los jóvenes y los grupos vulnerables. La UE, los Estados miembros y los interlocutores sociales deben poner fin a la pobreza de las personas con empleo, abordar los derechos de los trabajadores de plataformas digitales, prohibir las prácticas no remuneradas y garantizar una movilidad laboral justa en la UE. Debemos promover el diálogo social y la negociación colectiva. Debemos garantizar la plena aplicación del pilar europeo de derechos sociales, incluidos sus objetivos principales pertinentes para 2030, a escala de la UE, nacional, regional y local en el ámbito de la «igualdad de oportunidades y acceso al mercado laboral» y «condiciones de trabajo justas», respetando al mismo tiempo las competencias y los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, e incluir un protocolo de progreso social en los Tratados. Al hacerlo, deben respetarse las tradiciones nacionales y la autonomía de los interlocutores sociales, así como una cooperación con la sociedad civil. Este objetivo podría alcanzarse del siguiente modo:

Medidas

1.Garantizar que los salarios mínimos legales garanticen que cada trabajador pueda ganar una calidad de vida digna y similar en todos los Estados miembros. Deben establecerse criterios claros (por ejemplo, costes de vida, inflación, renta por encima del umbral de pobreza, salario medio y mediano a nivel nacional) que deben tenerse en cuenta a la hora de fijar el nivel de los salarios mínimos. Los niveles de los salarios mínimos deben revisarse periódicamente a la luz de estos criterios para garantizar  su adecuación. Una atención particular debiera  acordarse en la puesta  en marcha de estas reglas y en su vigilancia, así como en  la regularidad  de la mejora del nivel de vida. Al mismo tiempo, la negociación  colectiva, debiera ser reforzada y  fortalecida  en toda la UE.

2. Hacer cumplir con mayor firmeza la aplicación de la directiva sobre el tiempo de trabajo (Directiva 2003/88/CE) y de otra legislación pertinente que garantice la conciliación de la vida familiar y la vida profesional  sin perder de vista las nuevas políticas nacionales en este ámbito.

3. Introducir o reforzar la legislación vigente que regula el denominado «trabajo inteligente» e incentivar a las empresas a promover  este nuevo modelo  de trabajo. La UE debe garantizar el derecho a la desconexión, hacer más para reducir  la brecha digital en el lugar de trabajo y evaluar las implicaciones del trabajo a distancia para la salud, el tiempo de trabajo y el rendimiento de las empresas. Es necesario garantizar una digitalización justa basada en los derechos humanos, la mejora de las condiciones de trabajo y la negociación colectiva..

4. Integrar  las políticas de empleo  a escala de la UE en las que las políticas activas del mercado laboral sigan siendo fundamentales y estén cada vez más coordinadas, mientras que los Estados miembros se centran en proseguir sus esfuerzos de reforma para crear condiciones favorables para la creación de empleo de calidad.

5. Tomar medidas para garantizar que los derechos sociales se protejan por completo en caso de conflicto con las libertades económicas, incluso mediante la introducción de un protocolo de progreso social en los Tratados .

6. Garantizar la igualdad de género, conforme a  la estrategia de la UE a favor de la igualdad entre  los hombres  y las mujeres 2020-2025. La UE debería definir un índice de igualdad de género ( actitudes, brecha salarial, empleo, liderazgo, etc.), supervisar la estrategia anualmente y ser transparente con los logros. También debe fomentar el intercambio de conocimientos especializados y mejores prácticas y establecer un posible mecanismo de respuesta directa a los ciudadanos (por ejemplo, un Defensor del Pueblo). Es necesario abordar la brecha salarial entre hombres y mujeres e introducir cuotas en los puestos de responsabilidad. Debería haber un apoyo  sostenido  a  las empresarias en el entorno empresarial y a las mujeres en las  áreas de las ciencias, las tecnologías  y las matemáticas.

7. Promover el empleo juvenil, por ejemplo a través de la asistencia financiera a las empresas, pero también ofreciendo apoyo adicional a los empleadores y trabajadores y apoyo a los jóvenes empresarios y a los jóvenes profesionales autónomos, por ejemplo mediante herramientas educativas o cursos.

 8. Promover el empleo de los grupos desfavorecidos, en particular entre las personas con discapacidad .

9. Promover el empleo y la movilidad social, al objeto   que todas las personas tengan  todas las oportunidades  de realización y autodeterminación  También podría haber una estrategia a largo plazo para garantizar que todos en nuestras sociedades tengan las capacidades adecuadas para encontrar trabajo y llevar a buen término sus talentos, en particular la generación joven. Es importante invertir en las capacidades de las personas adaptadas a la evolución de las necesidades del mercado de trabajo y promover el aprendizaje permanente mediante, entre otras cosas, programas de intercambio en todas las etapas de la vida y garantizar el derecho al aprendizaje permanente y el derecho a la formación. A tal fin, es necesario reforzar la cooperación entre las empresas, los sindicatos y los que prestan los servicios  de educación y de  formación profesional.





Jerónimo Sánchez Blanco, es Doctor en Derecho, Licenciado en Ciencias Políticas y Ex Diputado Constituyente.
Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por honrarnos con sus colaboraciones.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: