KRISIS

Dame tu mano ahora

Por Víctor Marín González

Dame tu mano de Víctor Marín
DAME TU MANO. Dibujo digitalizado. Medidas variables

Dame tu mano ahora

Dame tu mano ahora, no dejes que su ausencia se demore,
y apoya tu mirada en mis ojos: es la hora del despertar primero.
Apoya tu sentir aún sin sombras en el mío que renace,
deja que todo tú comulgue con lo que ahora soy,
soplo primero, nube que busca en el azul tu nombre.
Juntos, al menos, seremos más nosostros, más profundos,
porque el tiempo de la desidia duerme a esta hora,
y no acierta a descubrir la dicha del encuentro.
Dame tu aliento virgen, no dejes que la distancia se haga piedra,
que impida ser uno en el otro, hogazas del mismo horno
que comparten calor y su silecio. Vayamos juntos al nuevo día,
hagamos que la vida se figure que esto es lo cotidiano.
Seremos quizás unos instantes... más humanos
en nuestra siempre anhelada cercanía.

2 comentarios sobre «Dame tu mano ahora»

  1. Bueno. Muy bueno. De gran profundidad pero al mismo tiempo, perfectamente entendible y asumible
    El estilo poético es ágil; no enmarañado.
    A veces tierno y contemplativo
    Me gusta mucho ese estilo poetico

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: