KRISIS

El 8-M. Día internacional de la mujer

Por José Melero Pérez

El 8-M se celebra el día internacional de la mujer para recordarnos que las mujeres están en primera línea en su lucha por la igualdad. Ese movimiento recibe el nombre de feminismo que  La Real Academia Española (RAE) lo define como “el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre, así como el movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo”. El feminismo, por tanto, consiste en un movimiento que pretende  plantar cara al patriarcado, buscando algo tan obvio como la igualdad entre mujeres y hombres.

Gracias a esa lucha la situación está cambiando en el sentido de que existe una preocupación para cambiar la mentalidad que sustenta el patriarcado. Ese cambio ha de hacer posible que se eliminen  las desigualdades entre mujeres y hombres que persisten en términos de educación, a nivel social y en el ámbito económico y político.

Esta lucha por la igualdad no es solamente una “cosa” de mujeres. En una sociedad democrática, mujeres y hombres tienen que asumir como un objetivo  inaplazable la igualdad, empezando por la educación, que debe romper los estereotipos de género desde la infancia para conseguir  una sociedad más justa e igualitaria.

Situación actual de las mujeres que debe corregirse.

  • Respecto al empleo visible-remunerado de las mujeres hay que subrayar que estas tienen más empleo a tiempo parcial, tienen menos acceso a cargos directivos y ganan menos que los hombres por el mismo trabajo.

  • El Estatuto de los Trabajadores prohíbe discriminar salarialmente a dos personas de distinto sexo que desempeñan la misma función. Sin embargo, la realidad demuestra que los hombres cobran más de media que las mujeres. Se trata de una brecha salarial injusta y discriminatoria. Las mujeres ganan el 37,4 por ciento menos que los hombres, una diferencia que se acentúa en el sector privado donde los salarios femeninos son el 50 por ciento inferiores a los masculinos, mientras que en el público la desigualdad se reduce al 10,7%, según un estudio difundido por Manpower. Una observación insoportable es que la desigualdad mujeres-hombres crece con la edad.

  • El trabajo invisible-no remunerado de las mujeres (tareas domésticas y atención a los hijos y a los dependientes) no está representado en el producto de la riqueza de un país o en el crecimiento económico. Se trata, por tanto, de un trabajo que el sistema patriarcal lo considera invisible. La falta de remuneración y de cotización condenan a las mujeres a no percibir una pensión de jubilación. Es otra desigualdad que hay que corregir.

CONCLUSIÓN

La lucha feminista, a la que se han de adherir los hombres, pretende situar a la mujer en el mismo nivel que el hombre y que su trabajo invisible sea reconocido económicamente como una contribución nada desdeñable del PIB.

Línea separadora decorativa de KRISIS
Línea separadora decorativa de KRISIS


JOSÉ MELERO PÉREZ, nació en Madrid el 15 de septiembre de 1941. Está licenciado en Psicología y en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona. Profesor jubilado. Actualmente escribe en su blog OJO CRÍTICO y en la sesión “Entre Todos” de El Periódico.
Vaya desde aquí mi más sincero agradecimiento por participar en este humilde sitio que es KRISIS.

Un comentario sobre «El 8-M. Día internacional de la mujer»

  1. Muy bueno el articulo.Cuando nos encontremos nuevamente,hablaremos de este articulo Sr.Jose tomandonos un cafe otravez.Saludos a la familia.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: