KRISIS

PLURALISMO IDEOLÓGICO Y CONFLICTIVIDAD EN LA SOCIEDAD ACTUAL (3)

Por Jerónimo Sánchez Blanco

II
Los contenidos del pluralismo ideológico

La  perspectiva histórica   analizada anteriormente, permite un mejor conocimiento  de  las grandes cuestiones ,  sobre las que  se proyecta  el pluralismo  y la conflictividad  de   la sociedad  actual , y  de las que a grandes rasgos, se pueden enumerar, de forma no exhaustiva   las  siguientes :

A.-  De carácter político 

1.-  La articulación del poder político  mediante las distintas formas de Estado  y de Gobierno  (República, Monarquía, Dictadura  y regímenes  personalistas) así como   las instituciones  que  integran el Estado (Parlamento, Gobierno y Poder Judicial ) la división  de poderes y control  de poderes,  la estructura   territorial  del  Estado (Federal, Supranacional, Autonómico, Regional  y Local )  y la descentralización  territorial  del poder  político y administrativo . Gran parte de estas cuestiones  están siendo abordadas, desde muchas perspectivas  ideológicas , en el proyecto de construcción europea y en el actual modelo autonómico  en España.

2.- La regulación de  las  libertades  públicas  y el reconocimiento de los derechos humanos ( libertad  de asociaciones  políticas, religiosas, culturales y sindicales,  libertad de expresión  y creencias religiosas, libertad de  enseñanza , libertad de comunicación  y transito). Es frecuente  constatar  la falta de libertades  públicas  en numerosos países  de ideología comunista  (China , Cuba, Corea del Norte)  teocráticos  islamistas  (Irán, Indonesia, Arabia Saudí, Sudán, Yemen ) regímenes  autoritarios  presidencialistas (Siria, Pakistán, Libia, Egipto, Mauritania, Guinea, Angola)  y regímenes   políticos de diversos países  de África.  En nuestro entorno más inmediato, aún resuenan  las voces y  manifestaciones  de sectores  minoritarios en España, con planteamientos ideológicos e intereses en la enseñanza privada,  que  afirman  que en España  no está garantizada  la libertad de enseñanza en los centros  concertados.

3.- La política de  paz y seguridad, la lucha contra el terrorismo, el control de las armas nucleares, la prohibición de las armas  químicas  y minas antipersonales, el hambre,  las enfermedades  y  epidemias  de la  población de los países  subdesarrollados constituyen  verdaderos desafíos  para el presente y el futuro de nuestra sociedad, en un mundo cada vez  más globalizado  e interdependiente. Los intereses  geoestratégicos  de las grandes potencias económicas, en materia   militar, en política energética  y dominio de los mercados, distorsionan  junto con  los enfoques ideológicos  de cada uno de ellos, el orden internacional creando un futuro de inseguridad e incertidumbre, ya que sus variables son complejas y de difícil  control. 

        La organización de los sistemas de seguridad  colectiva   frente a la libertad individual  (control de fronteras,  lucha contra la delincuencia,  el crimen organizado y el terrorismo)  y   las políticas de seguridad y de paz a nivel internacional. La lucha  contra el terrorismo del islamismo radical  y contra el terrorismo de ETA  en España, ha sido y continúa siendo materia  de  interpretaciones diversas y confrontación política. Asimismo, ha sido muy   intenso  en los últimos años  el debate  suscitado en  las elecciones generales celebradas en España, USA y Reino Unido sobre  la política internacional de  paz y seguridad, a raíz de la invasión y posterior guerra  de Irak,  así como la guerra y ocupación de Afganistán, tras  los atentados de Nueva  York  y  Washington  el 11 de Septiembre de 2.001 y los acontecidos en Madrid  el 11 de Marzo de 2.004, en Londres  en el   verano de 2.005 y en varias ciudades  europeas, más recientemente (París, Berlín, Bruselas  y Niza)  

B.- De carácter  socio económico

4.-  La contribución  económica y financiera al  Estado  y a las políticas  públicas de bienestar social  para el fortalecimiento de la solidaridad  de los ciudadanos, mediante las políticas fiscales y de renta,  para un mejor reparto de la  riqueza  (la sanidad  pública, la educación y los servicios sociales  a favor de las personas dependientes)  así como  las derivadas  de la Seguridad Social  (pensiones por jubilación,  enfermedad, accidentes de trabajo, orfandad y viudedad ). Afrontar  la  sostenibilidad del llamado Estado de Bienestar de los países  más desarrollados constituye  una de las tareas de mayor  complejidad, que  desde hace años  están planteándose  los Gobiernos y Parlamentos. El horizonte, a largo plazo,  requiere  de un análisis riguroso  de los datos y  proyecciones  de población  que trabaja  y contribuye  económicamente, población  jubilada y población  total,  con derecho a las distintas prestaciones  sociales,  y que  con frecuencia se distorsionan  con  enfoques   muy sesgados ideológicamente.

5.- La  organización del trabajo  y el funcionamiento del mercado laboral, la distribución de las renta, las consecuencias de la globalización económica  y de las economías de mercado  (contratos de trabajo, convenios colectivos,  políticas salariales, jornada laboral, reducción de  plantillas   acordadas entre sindicatos y empresarios, despidos y cierres de empresas). El buen  funcionamiento del mercado de trabajo  es crucial en todas las economías modernas, como garantía para el crecimiento económico, la creación de empleo  y el aumento del bienestar de  todos  los ciudadanos. Por ello,  en las últimas décadas se han llevado a efecto  varios acuerdos entre empresarios y trabajadores así como  diferentes  reformas del mercado laboral. En todas ellas, ha existido  la preocupación de luchar contra el desempleo, introduciendo flexibilidad  en el mercado de trabajo, dar estabilidad en el empleo frente a la temporalidad  y conseguir  mayores niveles de productividad  de las empresas. Las últimas reformas  laborales han  favorecido los contratos temporales, la reducción de los salarios, con el apoyo de los  empresarios   y el rechazo de los sindicatos, con planteamientos ideológicos  a veces muy diferenciados.

6.- Los movimientos migratorios  y  muy especialmente  la  regulación de la inmigración , tanto desde el punto de vista de su presencia en el mercado  de trabajo, sus derechos a la sanidad, a la educación  y  otros derechos sociales, como desde el punto de vista  de su participación  en los derechos políticos. Está muy reciente en España la percepción de la ola inmigratoria en el período 2.000 a  2.008, desconocida históricamente desde  la Alta Edad Media, aunque en  circunstancias  y cifras de población. Esta cuestión  ha vuelto a la actualidad  en la segunda década del presente  siglo, con movimientos  inmigratorios a EEUU y a Europa. La diversidad cultural que  conlleva  la inmigración, los derechos  a  la sanidad, a la educación y servicios sociales, a la vivienda, a la protección frente a los accidentes de trabajo, al desempleo y a la jubilación, constituyen la contrapartida  que las sociedades modernas  han de ofrecer  a la contribución  que los inmigrantes  realizan al crecimiento económico, a la generación de riqueza y bienestar  de la sociedad. También la  diversidad ideológica  ofrece respuestas distintas  a   los problemas de la inmigración  y más concretamente  en la forma de afrontar la inmigración irregular o de indocumentados.

7.- Las instituciones   de carácter supranacional así como  el orden  jurídico internacional , cuya  actual vertebración tiene su origen  en la creación de las  Naciones Unidas  en  el año 1.945 en la ciudad de San Francisco, una vez finalizada  la II Guerra Mundial, así como  del  Fondo Monetario Internacional  y el Banco  Mundial  en los acuerdos de Bretton Woods  en el año 1.944,  están permanentemente sometidas  a debate  y emplazadas  para dar respuesta a los nuevos  problemas  que  se plantean  en el mundo actual. En lo que concierne  a los países  europeos,  la Unión Europea, sus instituciones  y su ordenamiento jurídico, desde  su momento fundacional   en 1958  hasta  la creación  de la Eurozona y la  entrada en vigor  del Tratado de Lisboa en 2009, han sido objeto  de   importantes tensiones,  muy acentuadas  con  las medidas aplicadas  para afrontar  la crisis económica del período 2008-2014  y la  provocada  por  la pandemia del coronavirus en  2020.

8.– Los desafíos y la preocupación  que han irrumpido  en el conjunto de la sociedad, frente a la necesidad de la protección del medio ambiente y de la naturaleza, constituyen  una  materia objeto  de  posiciones  encontradas, porque  hay   importantes intereses  económicos  a dilucidar, ante los cambios tecnológicos  que se anuncian en detrimento de  los que  han  prevalecido  hasta ahora.

C.- De carácter    moral y cultural

9.- La autonomía y la cooperación entre  los poderes políticos   y las confesiones religiosas  mayoritarias y minoritarias de la sociedad   (contribución  al sostenimiento  económico   del clero, obras asistenciales ,  educación  religiosa  de centros públicos y privados y patrimonio  histórico  artístico religioso ). La autonomía  del Estado  respecto de las confesiones  religiosas  ha sido fruto de un proceso de secularización  iniciado   en el siglo XVII,  tras el final de las guerras de religión y  la  aceptación de la tolerancia religiosa. Sin embargo  este proceso de autonomía, también   denominado  por algunos sectores, de separación entre el Estado y la Iglesia, ha sido y continúa siendo generador de tensiones, especialmente para las religiones mayoritarias en la sociedad civil.  La no confesionalidad del Estado  ha sido  generalmente el pacto  al que se ha llegado  entre el poder político y las confesiones religiosas  en los países  democráticos, salvo  la singularidad de la democracia  en el  Reino Unido  donde la Reina o Rey de Inglaterra es honoríficamente, la cabeza de la Iglesia Anglicana. Sin embargo aún perduran sistemas políticos  de corte   confesional,  en numerosas  Repúblicas y Monarquías islámicas, donde no está garantizada la autonomía   de los poderes públicos, de la religiosa.

10.-  La presencia  de los paradigmas  morales de las confesiones religiosas  mayoritarias  en  las sociedades democráticas  y en las instituciones políticas, así como en la legislación  emanada de los Parlamentos  (matrimonio civil , divorcio, aborto, reproducción asistida,  anticonceptivos,  investigación médica y científica  con fines terapéuticos ) plantea  serios problemas de encaje en  el pluralismo ideológico. El pluralismo  de las sociedades actuales  es generador de tensiones entre los distintos paradigmas morales  que coexisten  y que se transforman en conflictos  cuando el legislador o los poderes públicos  se desvían de los  códigos morales  de las religiones mayoritarias, dada la resistencia  de éstas a perder influencia  en las sociedades modernas . Es  aún  reciente  en la sociedad española el debate  que  suscitó  la regulación  del divorcio en el matrimonio civil  y la despenalización del aborto. Más recientemente,  las controversias  acerca del matrimonio  entre  personas del mismo sexo  y  la relativa  a la reproducción asistida  y a la investigación con embriones  de células madres,  la denominada  clonación terapéutica, así como  el debate acerca de las medidas  paliativas al final de la vida .

         Las relaciones  entre  los paradigmas  morales  religiosos, subyace  en gran medida, en las   citadas controversias. No fueron fáciles en el pasado  y en el presente,  las relaciones   entre  el pensamiento religioso- teológico  y el científico, especialmente   desde el advenimiento   de la Edad Moderna, dada su diferente metodología  y paradigmas. El no reconocimiento  de la autonomía  de una y otra  en sus campos específicos, ha jalonado  históricamente  una relación   llena de conflictos. El rechazo  de las   confesiones religiosas  de los  experimentos  de investigación   sobre el cuerpo humano, desarrolladas  desde el siglo XVI  por  Vesalio y Miguel Server,  marcaron un hito  en el  desencuentro histórico  que han simbolizado  la figura de Galileo  y posteriormente Darwin, así como las investigaciones biomédicas  actuales, con las   doctrinas religiosas  de  claro predominio en  el área cultural  europea y occidental.


Jerónimo Sánchez Blanco, es Doctor en Derecho, Licenciado en Ciencias Políticas y Ex Diputado Constituyente.
Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por honrarnos con sus colaboraciones.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: