KRISIS

90º Aniversario de la IIª República

Aniversario de la IIª República

Manifiesto 90º Aniversario

Desde la Asociación Memoria, Libertad y Cultura Democrática y su Grupo de Camas (Sevilla) rememorar, recordar y «hacer memoria» de la IIª República Española siempre fue y sigue siendo una obligación moral de responsabilidad social y política de primer orden. Una obligación que hoy, 14 de abril de 2021, adquiere una extraordinaria importancia en estos momentos de pandemia en los que necesitamos más que nunca del ejercicio y la práctica de valores de igualdad, fraternidad y solidaridad. Valores, que unidos a todas las Libertades Democráticas conseguidas por nuestros padres, madres, abuelos y abuelas, nos permitan también denunciar y combatir pacífica y democráticamente las nuevas pandemias presentes en nuestra sociedad. Las pandemias de la corrupción, la mentira, el racismo, la violencia de género, el machismo, la xenofobia, la ausencia de diálogo, el egoísmo, el dogmatismo, el sectarismo, el individualismo y en definitiva el fascismo.

       En este punto, nos produce un inmenso dolor comprobar, como una parte de la ciudadanía de nuestro país y de nuestra querida ciudad de Camas se deja seducir por los cantos de sirena de los partidos de derecha y ultraderecha. Al parecer, este sector de la ciudadanía ha perdido completamente la Memoria Histórica y Democrática de nuestro país, olvidando así, que la IIª República fue destruida y masacrada por un golpe de Estado y un genocidio protagonizado por los sectores más conservadores y reaccionarios del Ejército en alianza con las clases sociales dominantes de entonces: la banca, los terratenientes y la Iglesia Católica. Y olvidando también que las Libertades Democráticas de las que hoy gozamos se consiguieron gracias a la entrega, el sacrificio, el esfuerzo, la resistencia y el dolor personal y familiar provocado por asesinatos impunes, torturas, represión y cárcel de numerosas personas, de las cuales, algunas de ellas, afortunadamente, están aquí hoy presentes.

         Estas son las razones que nos animan nuevamente hoy a celebrar con dignidad y orgullo, los extraordinarios valores éticos y democráticos que nuestros abuelos y abuelas republicanas nos legaron con su ejemplo y testimonios de vida. Unos valores a los que bajo ningún concepto vamos a renunciar, sino que por el contrario vamos a proclamar, divulgar y profundizar desde una idea y un sentimiento de Patria incluyente, fraterno, cooperativo y solidario que de forma tan clara señala el escudo de Andalucía: “Andalucía, por sí, para España y la Humanidad”. Por eso denunciamos y nos posicionamos con firmeza democrática contra cualquier forma de fascismo, especialmente la representada por las organizaciones políticas de ultraderecha. Unas organizaciones que siguen y siguen utilizando sin descanso sus más zafias y mentirosas estrategias para convencernos de que la única Patria, es la que ellos vociferan y ensucian a base de odio, mentiras, insidias, insolidaridad y ausencia de cooperación y responsabilidad institucional ante esta crisis sanitario-humanitaria del Coronavirus que padecemos.

         Es necesario pues no olvidar que la ideología, las creencias, los comportamientos y las acciones de las fuerzas políticas fascistas o de las que las normalizan y se amparan en ellas para conseguir sus objetivos de poder, así como las personas que las apoyan y sostienen con sus votos, son las responsables moral y políticamente de que la Democracia no se profundice ni se desarrolle dando cumplimento a los Derechos Sociales reconocidos en nuestra Constitución.

        Por eso y en estas fechas tan dolorosas para nuestra salud, nuestra convivencia democrática y nuestras familias, tenemos necesariamente que asumir el desafío y el reto de construir, crear y mostrar con nuestra conducta diaria mayores y mejores niveles de fraternidad, solidaridad y unidad. Y por eso, en suma, hay que apoyar y solidarizarse plenamente con nuestro legítimo Gobierno en esta denodada lucha contra esta pandemia, que ya vendrá después el momento de rendir cuentas y dar con el voto nuestro aplauso o nuestro rechazo.

       No podemos ser o sentirnos Memorialistas si no sabemos o no queremos apreciar el valor de la IIª República aprendiendo no solamente de sus aciertos, sino también y sobre todo de sus errores. Claro que la IIª República cometió errores, pero aprendimos muchas lecciones y la más importante tal vez fue, la de que el fascismo no descansa nunca y siempre va a aprovechar cualquier oportunidad, o cualquier error de los gobiernos legítimamente democráticos para acabar con la democracia, ya sea de forma abrupta o de forma lenta y subliminal promoviendo el miedo, la insidia y escondiéndose a la espera de que los gobiernos democráticos fallen en algo. Esta fue siempre su táctica y su estrategia: la de “cuanto peor, mejor”.

       Así pues, reivindicar hoy y en este momento los valores éticos y políticos de la IIª República, significa entender que la Patria no consiste en gritar y agitar banderas, como tampoco en defender desaforadamente tradiciones obsoletas o consignas reclamando liderazgos autoritarios. La Patria hoy es todo ese gran conjunto de profesionales sanitarios y sociales; de la educación; cuidadores y cuidadoras de residencias de mayores; transportistas; trabajadoras y trabajadores de supermercados, de las fuerzas de seguridad del Estado, de nuestro Ayuntamiento, así como toda la ciudadanía que da lo mejor de sí mismos, como por ejemplo el Grupo de “Aguja Solidaria” de nuestra ciudad, por ayudar, cooperar y contribuir juntos y unidos a superar esta terrible pandemia.

         Sería tremendamente contradictorio e incoherente, formar parte del Movimiento Memorialista y no trabajar por el Reconocimiento y los Valores de la IIª República Española y contra cualquier forma de fascismo, ya esté presente en las instituciones o aletargado en actitudes personales y grupales miedosas, intolerantes, dogmáticas e insolidarias. Ahora sí podemos decir con orgullo y alegría ¡VIVA ESPAÑA y vivan también todos los pueblos y naciones que la forman! Abramos pues todas las puertas y ventanas de nuestros corazones para que aquella tragedia del Golpe de Estado que provocó centenares de miles de crímenes, todos ellos impunes, no vuelva a repetirse jamás y que aquel pasado caciquil, analfabeto, autoritario, fascista, dogmático y clerical quede enterrado para siempre en el estercolero de la Historia.

¡Viva la IIª República Española!

Republicanas y republicanos

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: