KRISIS

Día Escolar mundial de la No violencia Y la Paz (DENYP)

Día Escolar mundial de la No violencia Y la Paz (DENYP)


Todos los miembros del Grupo de Camas de la Asociación “Memoria, Libertad y Cultura Democrática” somos plenamente conscientes de que los más de 7.700 millones de personas que habitamos nuestro Planeta, de un modo u otro, estamos amenazados. Una amenaza que no hace falta describir, ya que la estamos viviendo ahora mismo con la crisis sanitaria, económica, social y política provocada por el Coronavirus. Crisis que no es solo global y planetaria, sino también nacional, local y personal.

Sin duda alguna esta crisis, que en realidad es una crisis de civilización producida a todas luces por el insaciable y depredador megacapitalismo industrialista, patriarcal, mercantil y financiero, nos está haciendo a muchas personas reflexionar profundamente sobre el modo de vivir cotidiano que llevamos, así como sobre nuestras propias formas de convivencia y supervivencia.

No obstante, hay otras crisis que, aunque nos pasen desapercibidas o no sean aireadas por los medios de comunicación, son tan graves y dañinas como la del Coronavirus o mucho más. Ahí están por ejemplo los conflictos armados que provocaron en 2019 el asesinato y mutilación de más de 10.000 niños. Además de los millones de menores de edad que se encuentran atrapados en áreas de conflicto y que según los datos de la ONU, el año pasado aumentó un 400% el número de los que no tuvieron acceso a asistencia humanitaria. No obstante, a estos crímenes contra la humanidad hay que añadir también el número de desplazados por la fuerza en todo el mundo, que según los datos del SIPRI (Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo) a principios de 2019 era de 70,8 millones (incluidos más de 25,9 millones de refugiados).

Paradójicamente, los cinco mayores proveedores de armas en 2015-19 —Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania y China— representaron el 76% del volumen total de exportaciones. En el periodo 2015-19 las exportaciones de armas de los Estados Unidos representaron el 36 por ciento del total mundial y fueron un 23 por ciento más que en 2010-14. En este punto, tampoco se escapa España cuya exportación de armas representa el 3,1 % del total mundial. Dicho de otra manera: los países más ricos y poderosos que fabrican y exportan armas, induciendo y provocando guerras en África, Asía y el Oriente Medio son los mismos que cierran las fronteras a los millones de personas que huyen de la guerra y la miseria. Y curiosamente también los que ahora van más avanzados en la vacunación contra el Covid de sus ciudadanos.

Así, pues celebrar hoy el Día Escolar mundial de la No violencia Y la Paz (DENYP), tiene más sentido que nunca. Un día en el que se conmemora la muerte de Mahatma Gandhi (India, 1869-1948), el mayor pacifista de todos los tiempos que consiguió la independencia de la India del imperio inglés sin disparar un tiro. Y después, como a numerosos líderes pacifistas y luchadores por las Libertades Democráticas, el tiro, la tortura, la cárcel, los malos tratos y la represión se los dan a ellos.

Para nosotros, miembros y activistas que somos de la Asociación “Memoria, Libertad y Cultura Democrática” este día posee en sí mismo una extraordinaria significación y sentido. Entendemos y estamos convencidos en lo más profundo de nuestras mentes y corazones que sin Educación Pública, Gratuita, Democrática y de Calidad jamás podremos ver florecer ni la Cultura Democrática, ni la Paz. De aquí la extraordinaria importancia de “Hacer Memoria Democrática” y que la misma fortalezca nuestra conciencia moral, nuestros valores éticos y nuestra conciencia crítica y autocrítica. Y cuando decimos “Educación” no nos referimos solo a las escuelas y centros educativos, sino también a las familias, los barrios, los municipios, los medios de comunicación y todo tipo de grupos, organizaciones e instituciones. Todos ellos tienen una responsabilidad y un deber supremo que cumplir: crear las condiciones más favorables para que los ciudadanos seamos más pacíficos, más tolerantes, más comprensivos, fraternos y solidarios. Por eso necesitamos tanto del ejemplo y el testimonio de los líderes sociales, políticos y de opinión. Necesitamos como el aire que respiramos visibilizar, comprobar que hay personas que sienten realmente lo que dicen y que lo que dicen además lo hacen.

Pero ¿que tiene que ver esto con la Asociación “Memoria, Libertad y la Cultura Democrática?. Pues tiene que ver y mucho.

Primero porque en el artículo 6 de nuestros Estatutos se dice textualmente que los fines primordiales de nuestra Asociación son, entre otros, “La apuesta firme y decidida por la Libertad, la Igualdad y la Solidaridad entre los seres humanos y entre los pueblos” así como “la participación y el apoyo a los movimientos sociales y organizaciones no gubernamentales que compartan los valores de la solidaridad y la tolerancia, así como el desarrollo de un hábitat cultural que implique el respeto a la pluralidad, promueva e incentive la igualdad en la diversidad y la primacía en la dignidad de las personas”.

Segundo porque la única forma de promover la convivencia pacífica y democrática, así como el conocimiento de la verdad, el ejercicio de la justicia y la reparación, como también las garantías de no-repetición de todas estas tragedias, incluida la del golpe criminal de Franco, es trabajando a diario por la conquista de los Derechos Humanos Universales para que sean efectivamente Universales y visibles en el metro cuadrado que pisamos. Y esto incluye obviamente una preocupación y ocupación constante y permanente por la Paz, pero no esa Paz idílica y espiritualista concebida como ausencia de conflicto mientras que las injusticias se siguen manteniendo y reproduciendo por doquier, sino una Paz basada en la Justicia, en la Igualdad y en la dignidad de todos los seres humanos sin excepción.

Y tercero, porque para conseguir esa Paz social fundada en la Justicia, necesariamente todos los seres humanos tenemos que ser y comportarnos pacíficamente, sencillamente porque sin personas pacíficas, sensibles, fraternas y de buen corazón jamás conseguiremos practicar los grandes y eternos valores que fundan el sueño de un mundo, un país y una ciudad mejor. Tenemos entonces que aprender día a día, momento a momento, interiorizando en nuestra conciencia y en nuestro corazón aquello que nos decía Ghandi: “No hay un camino que conduzca a la paz. La paz es el camino”. Y por tanto como dice el refrán “obras son amores y no buenas razones”.

Por todo esto, celebramos efusiva y emocionadamente el Día Escolar mundial de la No Violencia y la Paz (DENYP), al mismo tiempo que aplaudimos y nos adherimos a todas las actividades que en muchísimas aulas del mundo, de nuestro país y de nuestra querida Camas se realizan hoy para aprender a ser más pacíficos, más responsables, fraternos y solidarios. Y por eso agradecemos desde aquí todos los esfuerzos que tantos y tantas profesores y profesoras realizan abnegadamente en este día y a lo largo de todo el año por cambiar el mundo desde su vocación de servicio a la infancia y a la juventud.

En Camas (Sevilla) a 30 de enero de 2021.
Grupo de Camas de la Asociación “Memoria, Libertad y Cultura Democrática

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: