KRISIS

El malestar de la vida política de España (II)

Por Jerónimo Sánchez Blanco

Línea separadora decorativa de KRISIS

ROMERÍA DE SAN ISIDRO. Francisco de Goya (1746-1828)


Línea separadora decorativa de KRISIS

III

Crisis sanitaria

Cuando iniciábamos  el año  2020, nos la prometíamos muy felices, porque se pensaba que había quedado atrás,  definitivamente,  la crisis  económica,  y  la inestabilidad política. Con la novedad de un Gobierno de coalición, tras una sesión de investidura, que el azar la hizo coincidir  con la fiesta de los Reyes  Magos,  echó andar  la legislatura, con un programa de gobierno parecido a una carta a los Reyes Magos.  Nadie podía  percibir el horizonte que se cernía  sobre la sociedad y el Estado, y su alcance  en el año 2020. Al fin  y al cabo, algunas noticias y rumores que   empezaron a leerse  proveniente  de China,  no llegaron  a preocuparnos gran cosa.  China  estaba muy lejos y nos tenía  acostumbrada  a  ello, con otras epidemias en los inicios del siglo XXI. ¡ La que  se nos vino encima  a partir  del mes de Marzo del año 2020 !. Tuvimos que aprender  unas  palabrejas  malditas: COVID 19  y  coronavirus SARS- Covid-2, si queríamos entender  qué  estaba pasando  con la pandemia,  que  se  extendió  rápidamente por todo el mundo. Se desencadenó  una verdadera crisis sanitaria  a nivel  mundial,  con hospitales y residencias de mayores llenos  de  enfermos, un alto número de  fallecimientos  y un extraordinaria desconcierto  e incertidumbre que alcanzaba  al personal sanitario, a los científicos, políticos y ciudadanos. La llamada primera  ola  de la pandemia  duró  toda la primavera,  con especial  intensidad en Marzo y Abril. Se aplicaron  fuertes medidas de seguridad y restricciones en determinadas  libertades,  aprobadas en España con la declaración del Estado de  Alarma, decretada el 14 de Marzo  de 2020 y en vigor  hasta el 21 de  Junio del 2020. En ese período,  la inmensa   mayoría de países, adoptaron  medidas  similares  o parecidas  para luchar contra  la COVID-19.  Transcurrió  el verano  con cierta tranquilidad dada la caída de la tasa de   contagios y el número de fallecimientos y la supresión de las restricciones que habían sido impuestas, pero la situación sanitaria  aunque mejoró, era vulnerable.

Sin embargo, al inicio del Otoño,  todos los indicadores  empezaron a moverse  al alza,  constatándose una segunda  oleada que se  apreció notablemente  en el mes de  Octubre  y Noviembre. El comienzo de la vacunación  en el nuevo año animó al optimismo, pero no evitó una  tercera ola intensa muy intensa, a mediados del mes de Enero, que remitió notablemente, en los últimos días de Febrero  de 2021. Al cumplirse  un año  del inicio de la pandemia, se ha   observado  un incremento menos intenso  en el mes de Abril y una bajada en el mes de Mayo. No obstante, el balance al término del mes de Mayo, según  las Comunidades Autónomas  y el Ministerio de Sanidad, para España, indica  3,7 millones de contagios y 80.000  fallecidos, verificados  con pruebas de PCR y antígenos. Estas cifras  se estiman que son realmente superiores, porque otros fallecidos, en los primeros meses de la pandemia, podían ser  compatibles  con el coronavirus, pero no se les  hicieron  las  pruebas  de verificación.  A nivel mundial y al finalizar  el mes de Mayo de 2021, los contagios se estiman  en  torno a 170  millones de personas  y  los fallecidos  superan los  3,6 millones de personas. Una tragedia en toda regla. La aceleración de la vacunación, en esta primavera, en buena parte de los países, permite abrigar la esperanza de un control  sanitario de aquella en el transcurso del verano.

IV

Nueva crisis económica

El impacto de las medidas sanitarias que se aplicaron, tuvieron un inmenso  efecto en la economía  española  y mundial, y dañaron a numerosos  sectores que se vieron obligados a cerrar  o reducir  sensiblemente su actividad: centros educativos; hoteles, restaurantes, cafeterías y bares; transporte  aéreo, terrestre y marítimo; actividades  de cultura:  cine, teatro, conciertos, festivales y fiestas populares y actos religiosos; comercio y actividades de servicios que no fuesen considerado esenciales y también, en menor medida,  la industria  y la construcción. Los  datos macro económicos para la economía española, de los que se dispone, al cierre del año  2020,  comparados con los de 2019, con la economía española recuperada de la crisis anterior, son los siguientes:

Billones de euros201920202021 (Trim. 1º)
PIB1,241,12n.d.
Deuda Pública1,191,34n.d.
Deuda Púb. / PIB95,5 %120 %n.d.
Déficit Público2,8610,97n.d
Millones
Personas ocupadas19,9619,3419,20
Personas en paro3,193,723,65
Personas en ERTE0,000,750,74
Tasa de Paro13,78 %16,13 %15,98
FUENTE:
EPA y Banco de España

El recurso  a  la  Deuda Pública  ha sido obligado  para  acometer la protección  de los ciudadanos y de las empresas,  ante la envergadura  de la crisis  económica originada  por la  actual pandemia, con  una  fuerte caída de los  ingresos   de impuestos y cotizaciones  sociales:

Millones de euros20192020Variación
IRPF86.89287.9721,080
I. Sociedades23.73315.858-7.875
IVA71.53863.337-8.201
Imp. Especiales21.38018.790-2.590
Otros Impuestos y Tasas9.2658.095-1.170
TOTAL IMPUESTOS212.808194.052-18.756
Cotizaciones a la Seguridad Social124.162119.955-4.217
Derechos reconocidos S. Social.145.401164.37619.975
Obligaciones S. Social162.392179.35611.089
DÉFICIT de la SEG. SOCIAL-16.793-14.980-1.813
FUENTE:
Ministerio de Inclusión y S.S.;
Agencia Tributaria y Europa Press

Para  afrontar  la fuerte caida en 2020, de la recaudación por impuestos (Impuesto de Sociedades,  IVA,  I. Especiales  y Otros)  ingresados  por  la  Agencia   Tributaria  (-18.756 euros) y de las cotizaciones  sociales  a la Seguridad  Social cuyo déficit  (-14.980 euros) fue  algo menor  que el año anterior, el Estado se ha visto obligado a incrementar  la Deuda Pública. De este modo, se ha  podido preservar el funcionamiento de los servicios  de  funcionamiento  del conjunto del Estado    y de las políticas básicas de educación, sanidad, pensiones, desempleo, defensa y seguridad, y políticas sociales. A los gastos ordinarios anteriores, hay que añadir  los  11.000 millones de euros de ayudas  directas a  las empresas, pymes y  autónomos, no reembolsables,  más afectadas  por la crisis económica;  los 15.000 millones de euros que han financiado los ERTES en 2020, así como  la dotación para financiar el Ingreso Mínimo Vital, cuyos beneficiarios hasta el mes de Mayo  son  en torno a 500.000 personas.. En  España  y en la mayoría de los países, la crisis económica  ha afectado principalmente  al sector servicios, muy sensible  a las medidas  restrictivas, con especial incidencia,  en la hostelería, restauración, comercio no esencial, actos culturales, transporte  aéreo, marítimo  y por carretera, que  van unidos a la movilidad de   ciudadanos sean nacionales  o  extranjeros, que han recibido  avales por 100.000 millones de euros para conseguir  créditos bancarios, además  de aplazamientos y exenciones de impuestos..








Jerónimo Sánchez Blanco, es Doctor en Derecho, Licenciado en Ciencias Políticas y Ex Diputado Constituyente.
Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por honrarnos con sus colaboraciones.

3 comentarios sobre «El malestar de la vida política de España (II)»

  1. Mi buen amigo Jerónimo Sánchez Blanco nos ha ofrecido, a lo largo de CINCO artículos SU percepción sobre lo que llama «el malestar de la vida política de España». Me pide que haga una comentario INTERDISCIPLINAR sobre estos cinco artículos. La INTERDISCIPLINARIEDAD pretende INTEGRAR en un nivel superior de reflexión los elementos que estaban dispersos. En esta caso, los elementos de tipo epistemológico (qué tipo de verdad tienen estos artículos), de tipo sociológico (consistencia científica), de tipo económico (qué ideologías economicistas los sustentan), de tipo psicológico (que mecanismos inconscientes mueven al autor), de tipo lingüístico (el uso valoral de la palabras), de tipo histórico (hasta qué punto lo que se narra tiene consistencia histórica).. y otros aspectos más..

  2. Desde el punto de vista INTERDISCIPLINAR, tal vez nuestro amigo Jerónimo es favorable a dar CIFRAS economicista, pero tal vez había que atender también a la importancia PSICOLÓGICA sobre la población de la pandemia. No solo hay que atender a los datos frios de la economía que da el gobierno, sino atender también al impacto emocional sobre millones de personas de la VULNERABILIDAD que genera la existencia de la pandemia. Hay que hacer análisis más globales..

    1. Agradezco a Leandro Sequeiros sus inteligentes observaciones, como filósofo, científico y presidente de la Asociación Interdisciplinar José de Acosta, cuyo objeto es el diálogo y el debate que nos acerca a una mejor comprensión de la realidad poliédrica de la sociedad y de sus problemas. No obstante, estimo oportuno formular algunas precisiones, aunque no soy filósofo ya que mi vida profesional se forjó en el Derecho, la Ciencia Política y la Economía, en mis años de profesor universitario, conferenciante y de actividad política parlamentaria

      a).-La interdisciplinariedad es un camino y metodología que contribuye a transitar una realidad compleja, fragmentada y diversa, y describirla integrándola en conceptos y categorías culturales, de rango superior, de forma sistemática que la haga más comprensible y sencilla.. Es una tarea que necesariamente toma los datos de las fuentes disponibles de los organismos oficiales ya sean los que gestionan la salud ( OMS, Ministerio de Sanidad, Consejerías autonómicas e informes que emiten), de aquellos otros que periódicamente ofrecen la información económica básica y fiable ( Instituto Nacional de Estadística, , Banco de España, Ministerio de seguridad Social, Ministerio de Trabajo, Eurostat). la información política de los hechos políticos y crónicas más relevantes ( medios de comunicación: televisión, radio y prensa escrita y digital .

      b).- En efecto, no he podido acceder a informes sobre el impacto psicológico y emocional de las consecuencias de la pandemia y de la crisis económica, más allá de algunas intervenciones puntuales de algún psicólogo o psiquiatra, enmarcada en las informaciones sobre la salud, a causa del coronavirus. Hubiese sido deseable disponer de una información más amplia. No obstante, en las distintas entregas realizadas, ha estado presente, el estado emocional no sólo del autor del artículo, sino también el estado psicológico del lector, al ofrecerle una composición coral de música, que asociara la nostalgia con Suspiros de España ( el sueño olvidado de la Transición), el dolor y la angustia con Resistiré ( las dos crisis económicas y la crisis sanitaria) y la violencia de la marcha Radesky (terrorismo) la división y la tristeza con España camisa blanca ( radicalización y enfrentamiento) y la de Vivaldi ( la alegría de la primavera), con la pintura principalmente de Goya, y la escritura. En el conjunto del artículo, se ha pretendido captar el estado emocional del lector e identificarse con esta percepción.

      c).- La finalidad del artículo es contribuir al análisis de las causas principales ( es imposible en su totalidad, dada la dimensión del artículo ) que han llevado al malestar de la vida política española, que se respira en muchos ambientes, desde hace dos décadas, como mínimo. Es un ensayo, no una tesis doctoral, discutible sin duda alguna, dado que cada lector tiene su visión de la realidad y sus juicios de valor. En último término, considero necesario reforzar la consistencia histórica de la realidad económica y política, aportando datos, necesarios aunque sean insuficientes. De este modo, evitaremos crear realidades alternativas sin consistencia ni rigor histórico y científico.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: