KRISIS

En el patio

Por Luis Reynaldo Vílchez


En el patio

Quien me va a impedir este momento de paz,

la tarde está serena y yo
en el patio.

He regado las plantas
y los árboles,

la huerta húmeda
va naciendo el fruto,

y yo -como siempre- con esta sana
costumbre de cantarle

poemas inmensos
a la Pachamama.

Escribo como descansa en las hojas de los árboles, el amor

y el amor, escribe como descanso yo, acurrucado en tus inmensos ojos.

Cosecho la esperanza
en la humeda tierra de tu vientre

en el viento,
que acaricia tu pelo

en la flor blanca del manzano, transparente, aguamelado…

en esta dicha que parece un regalo del sol

que se esparce sobre el torso desnudo, de este árbol tan bello.

La armonía del canto de los pájaros
-ese canto necesario-

es música
en mi corazón.

Hay una amorosa perra que me mueve la cola,

le pusimos el nombre de Negrita cuando la conocimos

pero bien se podría haber llamado Ternura

Bueno Dias
Compañera

Overita
Pintitas
Aidee
Maravilla…

rasguña y rasguña con sus viejas uñas

como pidiendo que la siente en la falda…

por supuesto
que logra su objetivo…

Esta tarde es una certeza
de que existe el amor.

Quién me va a impedir que me prepare un mate,

coja la yerba buena o el jengibre
y goce preparando el rito natural del convite con yuyitos de esperanzas.

Esta tarde es única
y es mía
pero la comparto contigo.

Cuantas lombrices,
caracoles andantes

babosas sumergidas
en el barro.

Cuanto cielo celeste de poesía
se conjuga con las sierras se San Luis.

Alli las tengo.
Las podés ver
si solo haces dos pasos.

Cuanta belleza
me acompaña.

Es tan simple vivir
como decirte que te amo…

el gesto
es el mismo,

¿Acaso el colibrí
no me da la respuesta
de que estoy gozando
maravillas?

Celebrar estos jazmines
y el perfume caminante
de las rosas
sin permitir que se nos muera la ternura,

observar paso a paso la labor de las hormigas…

amar al sol…

Esta tarde moviliza la esperanza

he tenido en la vida centenares de motivos para estar triste

pero hoy nadie me roba este momento

tengo una sonrisa liberada
y un pensamiento liberador…

Un beso tuyo es un damasco en mis labios.
Y estoy aquí gozando la tarde del enero que se duerme.

Quién me va impedir este momento de paz.
La tarde está serena
y yo en tus labios.

Luis Vilchez, Juana Koslay, San Luis Argentina. Enero de 2021.

LUIS REYNALDO VÍLCHEZ nació en la ciudad de San Luis, Capital, Argentina, un 31 de enero de 1964. Reside desde el año 1998 en la ciudad de Juana Koslay, abrazada a las sierras de San Luis. Realizó trabajos en sectores de educación popular y formal. Realizó talleres de investigación-acción en torno a la cultura popular y sus manifestaciones artísticas. Actualmente es editor y gestor cultural, distribuye sus libros trashumando de lugar en lugar, caminando el país, donde brota el poema. Y tiene como objetivo difundir la oralidad en la poesía. Sus publicaciones son numerosísimas y su curriculum literario puede encontrarse tanto en su página de Facebook como en su Blog personal.
Por último, solo me queda agradecer de todo corazón su extraordinaria generosidad para que Krisis pueda disponer y publicar toda su obra, de la que hoy ofrecemos aquí este maravilloso poema contemplativo y lleno de ternura


Línea separadora decorativa de KRISIS

Un comentario sobre «En el patio»

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: