KRISIS

¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO! Contra el fascismo y los que lo normalizan (5)

Por Juan M. Batalloso

Tmp. máx. lect.: 9 min.

Contra el odio (2)

«…Hay odios individuales, cuando un sujeto detesta a otro por la experiencia que ha tenido de su comportamiento, y hay odios sociales, culturalmente inducidos, que van dirigidos a un grupo. En este caso, el «objeto a odiar» es una entidad abstracta —los judíos, los herejes, los homosexuales, los negros, etc.— construida mediante un mecanismo cognitivo que debemos desmontar y al que voy a llamar estigmatización categorial…»1 Ref.MARINA, José A. Biografía de la inhumanidad: historia de la crueldad, la sinrazón y la insensibilidad humanas.Planeta. Barcelona. 2021.

Imagina por un momento que alguien muy famoso te dice directamente o a través de los medios de comunicación: «Eres el hijo del mal y has nacido para hacer el mal». ¿Lo considerarías un insulto? ¿Crees que esa afirmación provocaría en los demás odio y descrédito hacia ti?¿Cómo te sentirías por dentro? ¿Te daría igual? ¿Tendrías suficiente serenidad para de reaccionar con calma? ¿Qué crees que pensarían las personas que han escuchado esa afirmación? ¿Te defenderían?¿Aprenderías algo de lo sucedido? Pues eso fue exactamente lo que la candidata a la Presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid por el Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso dijo el pasado jueves 29 de abril de Pablo Iglesias Turrión.

Un mes antes de esta insultante y denigrante declaración hacia Pablo Iglesias y sus progenitores, exactamente el pasado 11 de de marzo del presente año, esta mujer declaró en el programa de Ana Rosa Quintana de Tele5 «Cuando te llaman fascista sabes que lo estás haciendo bien. Estás en el lado bueno de la historia». ¿Crees que esta mujer fue realmente consciente de lo que dijo? ¿No te parece que su conocimiento de la Historia pasada y presente es escaso, por no decir nulo?¿Qué intenciones tiene realmente al decir eso? ¿No te parece que está ejerciendo el más burdo de los maniqueismos al dividir la historia en un lado bueno y otro malo? ¿Qué reacciones crees que provoca o puede provocar en las personas que carecen de pensamiento crítico y de un básico conocimiento de la Historia de Europa del siglo XX y del actual estado del mundo?

¿Te parece que estos personajes han estado o están «en el lado bueno de la historia»?

No, de ningún modo podemos dividir la Historia en lados buenos y malos, pero lo que sí podemos hacer es tratar de comprender por qué, tanto el fascismo como el comunismo que hemos conocido en el siglo XX, han ocasionado millones de muertos no solo en las dos guerras mundiales. No fueron solamente Hitler, Mussolini y Franco los que mataron, también lo hicieron Josef Stalin en la vieja URSS, Mao Zedong en la República Popular China, Pol Pot el líder de los jemeres rojos en Camboya, el japonés Hideki Tojo en la 2ª Guerra mundial o el rey Leopoldo II de Bélgica con el genocidio del Congo. Pero lo que tampoco podemos olvidar es que La Unión Soviética fue el país con más víctimas mortales durante la Segunda Guerra Mundial: casi 24 millones de personas, de las cuales 8.860.400 eran militares. Como tampoco puede olividarse que los que más sangre derramaron, más represión, cárcel y tortura sufrieron durante cuarenta largos años para traer las libertades democráticas a nuestro país, fueron precisamente los militantes del PCE y de otras organizaciones políticas que se situaban a su izquierda.

Por tanto, puestos a simplificar, todos los poderosos y cualquier ser humano puede estar en el lado malo de la Historia. No obstante, en ningún caso, si es que queremos ser rigurosos y verificar los hechos, no podemos simplificar porque como decía mi gran amigo y profesor Pepe García Calvo: «la negación de la complejidad es el principio de toda tiranía». Y es que todos los seres humanos sin excepción somos al mismo tiempo «ángeles» creadores de las más maravillosas, excelsas, bondadosas y bellas obras y «demonios» hacedores de las más execrables, indignas y mortales acciones. ¿Qué es lo que importa entonces? Pues lo que importa a mi juicio es analizar lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos con el fin de comprender por qué nace, crece y se desarrolla el odio y todas las emociones autodestructivas en general en cada ser humano en particular. Pero ¡ojo! que esto no es un asunto puramente individual y subjetivo, sino sobre todo y especialmente social, objetivo, estructural y sistémico, sencillamente porque hay grupos, organizaciones e instituciones (económicas, políticas, culturales, educativas, mediáticas e ideológicas en general, que promueven «objetivamente», de forma directa o indirecta, el odio, la injusticia, la violencia y la guerra.

En este punto quiero recordar aquí la extraordinaria conferencia que ayer escuché vía Zoom a uno de los más prestigiosos y mundialmente reconocidos teólogos de nuestro país, con el que tengo la fortuna de mantener una relación de cercanía y amistad y que forma parte de los «Autores invitados» que escriben en este humilde sitio de KRISIS. Me estoy refiriendo a Juan José Tamayo Acosta, autor de más de 80 libros de quien me he estudiado a fondo una de las más interesantes obras de análisis de las tendencias ideológicas, políticas y religiosas de nuestro tiempo titulada «La internacional del odio«. En esta obra el doctor Tamayo hace un recorrido detallado por todos aquellos movimientos políticos cuyo fundamento y sostén se encuentra en una interpretación completamente ultraortodoxa, sesgada, distorsionada e interesada de la religión cristiana. Así ha llegado ha acuñar el término «CRISTONEOFASCISMO«, una nueva forma de «fundamentalismo» político-religioso que analiza con todo detalle explicando no solo sus orígenes y consecuencias, sino también las líneas de intervención cultural, educativa, política y religiosa que son necesarias para poder afrontar esta marea de odio que recorre el mundo. En este punto el profesor Tamayo destaca que el epicentro del «cristoneofascismo» se sitúa hoy en el Brasil de Bolsonaro, no obstante está extendido por diversos países del continente americano, además de en Europa y en España. En nuestro caso, los representantes de este fundamentalismo en Europa son aquellos miembros de la jerarquía católica que se oponen frontalmente a la obra y el legado del Papa Francisco y en España. además de diversos miembros de la Conferencia Episcopal española, organizaciones como VOX y «HAZTE OIR». Así pues, para identificar y combatir el odio en la línea que ya expresara Martin Luther King de «lo mismo que la oscuridad se elimina con la luz y el odio mediante el amor«, me atrevo a recomendar expresamente la lectura de este magnífico y sumamente necesario libro, del que destaco algunos párrafos de denuncia profética:

«…el cristoneofascismo es un fenómeno mundial con efectos políticos, económicos, culturales, ecológicos y religiosos devastadores, que está transformando negativamente el mapa político y religioso con peligro que los de convertir el mundo en un coloso en llamas. (…) El neofascismo se retroalimenta del fenómeno fundamentalista como que suele darse en sistemas rígidos de creencias religiosas que se sustentan coma a su vez coma en textos revelados, definiciones dogmáticas y magisterios infalibles punto se produce muy especialmente en las religiones monoteístas que se caracterizan por la creencia en un solo y único Dios verdadero, considerado universal coma que revela su voluntad a un profeta coma quien la escribe en un libro sagrado considerado palabra de Dios. Como autor a Dios las personas religiosas fundamentalistas consideran que el libro sagrado dice verdad en todos los campos: científico, filosófico, histórico, geográfico y es coma por tanto coma inerrante punto lo que da lugar a conflictos con la ciencia. El término fundamentalista tiende a aplicarse a personas creyentes de las distintas religiones coma sobre todo a los judíos ultra ortodoxos coma a los musulmanes integristas y a los cristianos tradicionalistass… »( páginas 14, 17 y 18 )


Juan Miguel Batalloso Navas, es Maestro de Educación Primaria y Orientador Escolar jubilado, además de doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de Sevilla, -España–.
Ha ejercido la profesión docente durante 30 años, desarrollando funciones como maestro de escuela, director escolar, orientador de Secundaria y formador de profesores.
Ha impartido numerosos cursos de Formación del Profesorado, así como Conferencias en España, Brasil, México, Perú, Chile y Portugal. También ha publicado diversos libros y artículos sobre temas educativos.
Localmente, participa y trabaja en la Asociación “Memoria, Libertad y Cultura Democrática”. En la actualidad, casi todo su tiempo libre lo dedica a la lectura, escritura y administración del sitio KRISIS.Su curriculum completo lo puedes ver AQUÍ.

Referencia[+]

Un comentario sobre «¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO! Contra el fascismo y los que lo normalizan (5)»

  1. Menuda desfachatez la de Ayuso al afirmar que ser fascista es estar en el lado bueno de la historia. Desconoce el daño efectuado por los fascistas de todos los colores. El cristoneofascimo , el judíofascismo y el islamfascismo constituyen otra desfachatez causada por la tergiversación de los libros sagrados de las tres religiones monoteístas .

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: