“La Buena Mujer” (4): Escribir, correr y cantar

Tmp. máx. lect.: 6 min. Vídeos: 10 min.

ESCRIBIR CORRER Y CANTAR – La Buena Mujer

Cansada de guerras
de ganarlas, de afrontarlas,
de perderlas otra vez.
Cansada de guerras
de esquivarlas
de comérmelas enteras
una y otra vez.

De estar sola y tener
solo un cuerpo
¿Qué se puede hacer
con solo un cuerpo?
Solo dos brazos
y ningún abrazo
se mueve el suelo que piso
y, sin embargo, sigo de pie
sigo de pie
sigo de pie

¿Qué soy yo
sin un lápiz y un papel?
Un mamarracho, un monigote,
un relío de mujer.
Escribir es mi alimento
Éste es mi sitio.
Menos mal.

¿Qué soy yo
sin un lápiz y un papel?
Un mamarracho, un monigote,
un relío de mujer.
Escribir es mi alimento
Éste es mi sitio.
Menos mal.


Cansada de guerras
de ganarlas, de afrontarlas,
de perderlas otra vez.
cansada de guerras
de esquivarlas
de comérmelas enteras
una y otra vez.

Dosifico mi ternura
mi tristeza y mi hondura
mi romanticismo y mi fragilidad.
Cojo lo justo para echar el día.
El resto, estorba
y lo dejo atrás.
Me retiro un tiempo
de las batallas
y desde entonces
esto hago
Escribir, Correr y Cantar.
Escribir, Correr y Cantar
Escribir, Correr y Cantar… (Bis)

¿Qué soy yo
sin un lápiz y un papel?
Un mamarracho, un monigote,
un relío de mujer.
Escribir es mi alimento
Éste es mi sitio.
Menos mal.

¿Qué soy yo
sin un lápiz y un papel?
Un mamarracho, un monigote,
un relío de mujer.
Escribir es mi alimento
Éste es mi sitio.
Menos mal.

LA BUENA MUJER: Escribir, correr y cantar

Por Juan Miguel Batalloso Navas

Esta personal, profunda y emocionante canción es la que abre el segundo disco de La Buena Mujer” (Carmen Morales) titulado “ESCAPISTAS” de 2016. Fue grabado por Punta Paloma Estudios y financiado por crowfunding, por lo que imagino que sería toda una experiencia de voluntad y persistencia, además de cooperación.
        De este disco, de excelente y original diseño y producción, el prestigioso escritor, periodista y poeta algecireño Juan José Téllez1 Ref.Juan José Téllez es un periodista profundamente comprometido socialmente, de lo que son muestra sus numerosos artículos y colaboraciones en diversas publicaciones y en el eldiario.es. El último y más actual es el titulado “El Aquarius encalla en Nador” un auténtico manifesto de denuncia y solidaridad con la tragedia de Melilla. nos dice:
        “Utopía, ironía, rabia y lirismo, crítica de costumbres, esa es la urdimbre de esta obra madura, y al mismo tiempo fresca, fruto de la experiencia propia y de una producción cómplice. Textos inteligentes para una partitura que calza bien con la voz y con una gama de registros musicales que viaja desde el pop al rock o al jazz, sin olvidar la vieja canción. Aquí late la pureza de lo impuro, música de amalgama, como casi toda buen música.
        Escapistas, quizá en memoria de los que prefieren huir de la realidad, aunque su única puerta de escape seea la cuerda floja.”

En cuanto a la canción a mí personalmente me parece una mezcla perfecta entre una música tipo blues que aporta un emocionante ritmo al que te enganchas desde el primer momento y un mensaje profundo de liberación. Mensaje personal sobre el valor de levantarse y seguir caminando cuando tropezamos con dificultades que aparentemente se nos presentan como insalvables. Pero a su vez este mensaje es una apuesta radical por encontrar una senda singularmente personal y liberadora. Y es que –Escribir, correr y cantar– incluye necesariamente huir, escapar y deshacerse del tedio, de los conflictos mentales y la “comeduras de coco”, del aburrimiento, de las rutinas y de todo aquello que nos produce infelicidad.

Por experiencia propia y después de tantos años vividos, puedo decir que todo ser humano tiene en su interior todas las capacidades y posibilidades para poder crecer, desarrollarse y madurar como persona. Un camino de desarrollo, hecho a partir de huidas hacia adelante y hacia atrás, así como de errores, dificultades y obstáculos. Movimientos y limitaciones de las que siempre aprendemos. Pero también aprendemos de los supuestos o aparentes aciertos que devienen finalmente en errores, de aquí la trascendencia también de desaprender. De este modo, mediante ciclos retroactivos, recursivos y azarosas casualidades o experiencias vividas como significativas, van apareciendo casi sin darnos cuenta oportunidades inimaginables. Y es que la vida humana o la experiencia singular de la existencia de cada persona, aunque sea una obviedad, únicamente adquiere sentido siendo consciente de todas las posibilidades que la vida nos ofrece. De aquí la radical e imperiosa necesidad de dar GRACIAS A LA VIDA en todo momento y en todo lugar. Y es que la vida de cada humano, no la tenemos para teorizarla, analizarla o explicarla como a menudo nos hacen creer las doctrinas filosóficas y los líderes religiosos y políticos. La vida, nuestra vida, tu vida o la mía, es en este instante el resultado concreto y complejo de diversos acontecimientos, azarosos unos y voluntarios otros y por tanto si disponemos o dispongo de ella, es sin duda para disfrutarla. Pero ¡ojo!, no tanto en el sentido hedónico, gozoso y placentero, que también, dado que obligación de ser feliz a toda costa es a mi juicio una soberana estupidez. Y es que como cualquier ser humano sabe, no hay placer sin dolor, alegría sin tristeza, sonrisas sin lágrimas o muerte sin vida. En conssecuencia, es aquí donde aparece la necesidad de autoconocerse y percibir aquellos aspectos o dimensiones de nuestra persona en los que nos sentimos más tranquilos y felices. Aspectos y dimensiones que muchas veces se nos presentan por sorpresa e incluso pueden emerger como producto de nuestras capacidades de afrontar retos y hacer apuestas sin pensar en los resultados.

Así pues, al menos yo, en esta canción me siento muy reflejado porque precisamente de un acontecimiento trágico que podía haber dado al traste con mi existencia, sin buscar expresamente nada que me ayudase a superarlo, encontré sin darme cuenta, un caminito de disfrute personal apostando y asumiendo que cuando se apuesta, se puede ganar y casi siempre perder. Yo también estoy, como Carmen, muy cansado de guerras interiores y exteriores y de esa necesidad de estar luchando permanentemente contra tirios y troyanos, pero claro, eso no significa que me vaya a quedar quieto aquí sentado mirándome el ombligo y recitando jaculatorias por lo mal que está el mundo. Necesito como Carmen y para seguir en pie, escribir, correr y cantar. Y como digo siempre “El que quiera saber que vaya a Santander” y “la toalla ni pa Dios“.

Muchísimas gracias, Carmen por ser como eres y hacer lo que haces

Si has llegado hasta aquí y te ha gustado este artículo, seguramente te interesarán también los temas de KRISIS: Educación, Conciencia, Derechos Humanos, Historia, Política, Espiritualidad, Poesía, Filosofía, Sabiduría, Democracia, Cultura, Memoria Histórica, etc. Por tanto y si deseas recibir todas las novedades en tu email, puedes suscribirte aquí y las recibirás puntualmente.


Juan Miguel Batalloso Navas, es Maestro de Educación Primaria y Orientador Escolar jubilado, además de doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de Sevilla, -España–.
Ha ejercido la profesión docente durante 30 años, desarrollando funciones como maestro de escuela, director escolar, orientador de Secundaria y formador de profesores.
Ha impartido numerosos cursos de Formación del Profesorado, así como Conferencias en España, Brasil, México, Perú, Chile y Portugal. También ha publicado diversos libros y artículos sobre temas educativos.
Ha sido miembro del Grupo de Investigación ECOTRANSD de la Universidad Católica de Brasilia y pertenece al Consejo Académico Internacional de UNIVERSITAS NUEVA CIVILIZACIÓN, donde ofreció el Curso e-learning: ‘Orientación Educativa y Vocacional’.
En la actualidad, casi todo su tiempo libre lo dedica a la lectura, escritura y administración del sitio KRISIS cuya temática general está centrada también en temas educativos y transdisciplinares. Su curriculum completo lo puedes ver AQUÍ.

Referencia[+]

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.