KRISIS

La Conferencia sobre «EL FUTURO DE EUROPA» (1)

Tmp. máx. lect.: 10 min.

Por Jerónimo Sánchez Blanco
(Invitado a la Conferencia «EL FUTURO DE EUROPA»

Línea separadora decorativa de KRISIS

Línea separadora decorativa de KRISIS

Estrasburgo: Encrucijada de caminos y cultura europea

La ciudad  francesa de Estrasburgo, situada   a orillas del Rhin  en la frontera con Alemania,  sede del Parlamento  Europeo, junto  con Bruselas ( Bélgica ), y sede del Consejo de Europa, ha   acogido  desde   mediados del mes  de Septiembre,  a un grupo de ciudadanos  europeos (800),  entre los que está el autor de esta crónica, invitados que hemos sido por el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo y la Comisión Europea, a participar  en  la Conferencia  sobre el Futuro de Europa, celebrada en la sede del Parlamento Europeo. La elección de Estrasburgo, donde se celebran las sesiones plenarias ordinarias del Parlamento Europeo, tiene un fuerte   valor simbólico y emocional en la historia europea, al ser testigo de su cultura como de momentos  políticos inspiradores de los grandes ideales de Libertad, Igualdad, Fraternidad,   destrucción y guerras en el corazón de Europa.

Estrasburgo, además de la belleza de los canales de aguas que la rodean, cuyas aguas desembocan en el Rhin, de sus calles y rincones típicos alsacianos, tiene una céntrica plaza llamada de Gutenberg, en honor al inventor de la primera imprenta en Europa, donde está edificada una  magnífica catedral de estilo gótico, construida en la Edad Media. La explicación del nombre de la plaza es que, Gutenberg, nacido en Maguncia (Alemania), se trasladó a   Estrasburgo en 1435, donde abrió un taller    dedicado a la orfebrería y trabajó los   metales preciosos, principalmente el oro. Sin embargo, parte de su tiempo lo dedicó a fabricar una prensa que imprimiese en papel, lo que hasta entonces realizaban los copistas de forma manual, especialmente  en los monasterios,  ya fuesen  libros o textos con ilustraciones y grabados. Hacia  1440  se estima que  el proyecto  de Gutenberg vió  la luz, en su taller de  Estrasburgo,  con la invención de la imprenta que imprimía con caracteres  móviles. Sin embargo, dado que los recursos económicos de Gutenberg  fueron muy escasos, no pudo devolver los créditos  que le prestaron sus socios y éstos se quedaron con el negocio y comercializaron la patente  de la imprenta. Él  regresó  a su ciudad natal de Maguncia,  donde le reconocieron la importancia de su invento y le otorgaron una pensión  que le permitió  vivir hasta  el fin de sus días en el año 1468. El uso de la imprenta  revolucionó  la cultura  europea, haciendo llegar a los ciudadanos europeos  no sólo  la Biblia  sino también  numerosos  libros científicos, literarios, políticos, jurídicos  y teológicos,  llenando  las bibliotecas de las universidades de  Paris, Bolonia, Salamanca, Coimbra, Lovaina y Alcalá  de Henares, entre otros, con los  libros  de   Maquiavelo, Dante, Petrarca, Erasmo de Rotterdam, Tomas Moro, Leonardo da Vinci, Bodino, Francisco Suarez, Francisco de Vitoria, Martin Lutero, Calvino  etc. La importancia de la imprenta fue decisiva en todo el Renacimiento, y en la cultura  europea durante  siglos, fue  conocida  como  la Galaxia  Gutenberg.

Estrasburgo, fue incorporada  al reino de Francia  en 1681 durante el reinado de Luis XIV, dejando de ser  ciudad libre. Muchos años  después,  los acontecimientos  que  sucedieron en París  en el mes de Abríl de 1792, cuando la Asamblea  Nacional declaró la guerra a Austria, tras varios años de  la Revolución  de 1789, el  alcalde de Estrasburgo, informado de la gravedad del  momento, convocó  una reunión de  oficiales del ejército  francés, para analizar la situación  militar en   el territorio  del Rhin y de la Alsacia. En esa reunión, entre otras cuestiones aprobadas, se encomendó al capitán Claude Joseph Rouget de Lisle, de la guarnición de Estrasburgo, la composición de un himno  o marcha militar que  llamó “Canto de guerra del Ejército del Rhin”. Este canto  fue bien acogido por los jefes y oficiales  del ejercito francés, hasta el punto que lo aprendió la tropa de voluntarios  que se preparaba  en Marsella  para ir a la guerra. Estos  voluntarios   desfilaron   por las calles de París  el 30 de Julio de 1792, cantando   la  que ya entonces, se denominó  “La Marsellesa”. Una vez más,  esta ciudad  quedó unida  a los grandes símbolos  de  Francia.

Muchas  años  después,  volvería Estrasburgo y los territorios del Rhin, a tener un fuerte protagonismo  en la historia de Europa, toda vez  que  en ellos se libraron  cruentas  batallas,  entre  alemanes y franceses. Inicialmente  en la guerra de Francia y Prusia que finalizó  con la derrota de Francia  en 1870 y la anexión  de Estrasburgo y Alsacia,  a Alemania. Décadas más tarde, finalizada la  Primera Guerra Mundial y la derrota de Alemania  en 1918, tanto Estrasburgo como  Alsacia, volvieron a la soberanía de Francia, hasta  el año 1940. Iniciada la Segunda Guerra Mundial,  en la que   el ejercito  del Tercer Reich siguiendo las  instrucciones de  Hitler, ocupó   gran parte de  Francia y el  territorio de Estrasburgo y de Alsacia, éstas volvieron a la soberanía alemana. Finalizada  la Segunda Guerra Mundial  en 1945,  con la derrota del nazismo  y de Alemania, ante los aliados, los controvertidos  territorios de Estrasburgo y de Alsacia volvieron nuevamente a integrarse  en la República Francesa, hasta nuestros días.

Para un observador  que  visite   esta bella  ciudad  y sus alrededores, puede constatar  como los cañones  y el derramamiento de sangre, de antaño,  se han transformado  en  una vida  comercial y cultural, activa y bulliciosa,  gracias a las continuas  llegadas  de turistas  y de  dirigentes   políticos  europeos, en una viva imagen de la actual Unión Europea. La paz y la concordia  se proyecta en la fachada principal de la catedral iluminada  por los rayos del sol al atardecer, en la plaza de Gutenberg y en los canales del rio que circundan la ciudad.

Vista del canal desde la pasarela  que une los  edificios del Parlamento   Europeo

Objeto y Sesiones de la Conferencia

El objeto de esta Conferencia  fue   definido  por sus convocantes  como una oportunidad, hasta  ahora  inédita,  para incorporar  el movimiento  de ciudadanos europeo, al proyecto del futuro  de la Unión Europea  y conocer  sus  opiniones:

«…La Conferencia tiene por objeto crear un nuevo espacio de debate con los ciudadanos de la Unión Europea, que permita  abordar los retos  y prioridades existentes. A tal fin, queremos acercarnos a personas de muy diverso tipo, de cualquier extracción social y de todos los rincones de la Unión, y atribuirles un papel central en la configuración del futuro  del proyecto europeo…»

Está previsto  que  cada grupo  de Ciudadanos integrados  en los distintos Paneles,   celebre   tres  sesiones  en   este Otoño y en Enero, de las que  la primera, se ha celebrado  en Estrasburgo, entre los días 17 de Septiembre y 17 de Octubre  del presente año.  La segunda  sesión   de los  grupos o paneles y áreas de materias, se ha convocado   en distintas fechas  del mes de Noviembre,  de forma  virtual.  La tercera  sesión, presencial, se celebrará  en varias  ciudades  de la Unión Europea   en los meses de Diciembre  y Enero del próximo año, a saber:

            Ciudadanos del Panel nº 1. Del 3 al 5 de Diciembre de 2021,   en  Dublín ( Irlanda )

            Ciudadanos del Panel nº 2. Del 10 al 12 de Diciembre de 2021 en Florencia ( Italia )

            Ciudadanos del Panel nº 3.   Del  7  al  9  de    Enero de  2022, en  Natolín ( Polonia )

            Ciudadonos del Panel nº4. Del 14 al 16 de Enero de 2022, en  Maastricht (Paises Bajos)

La razón de que los debates  se  lleven a efecto  en varias sesiones,  tiene  como finalidad  en palabras de la propia organización de la Conferencia,  dirigidas a los  participantes de la misma:

«…Le  invitamos  a reflexionar  sobre el futuro que desea  para la Unión  Europea, en el marco de un proceso colectivo  de deliberación(….). No le estamos pidiendo  simplemente su opinión. Esto es una  oportunidad para que  usted  reflexione e intercambie ideas  con el resto de participantes con el objetivo de lograr recomendaciones colectivas.. ( …). Para  alcanzar estos objetivos  proponemos  tres fases de trabajo,  diferentes ( sesiones). Tendrá la oportunidad  de decidir  usted mismo sobre las cuestiones   que vayan a debatirse  dentro del marco  de los temas  principales del panel:
—A la primera sesión la hemos llamado determinación del orden del día. El objetivo de esta sesión es dar prioridad a las cuestiones que ustedes, como grupo deseen abordar y en las que quieran profundizar, con el fin de elaborar recomendaciones  concretas para la Unión Europea.
— Estas cuestiones se tratarán en la segunda  fase,  que denominaremos “profundización temática y que se llevará a cabo en la segunda y tercera  sesiones. Tras presentar las recomendaciones finales  al pleno, la última fase ( acto de información ),  permitirá un proceso de rendición de cuentas, durante  la cual, usted  hará  el seguimiento de la respuesta  a sus recomendaciones y sus posibles aplicaciones prácticas…»

Sin duda alguna,  la amplitud de las materias, requiere   unos criterios  que  ordene  y sistematice   un debate  muy complejo y ambicioso,  siendo consciente,  que la excelente organización de esta primera experiencia ha de incurrir necesariamente, en errores  y  enfoques  de métodos de  trabajo, que son perfectibles y que algunos pueden  ser subsanados, como ya indiqué en mi intervención ante el plenario de la Conferencia  celebrada el pasado día   26 de Septiembre y que se expondrán  en las páginas siguientes.




Jerónimo Sánchez Blanco, es Doctor en Derecho, Licenciado en Ciencias Políticas y Ex Diputado Constituyente.
Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por honrarnos con sus colaboraciones.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: