IDEAS Y ESCRITOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA (15). Las fobias de estos tiempos.

          

Tmp. máx. lect.: 5 min.

APOROFOBIA: rechazo a los pobres

Por Jorge Eduardo Noro

La reunión de estos textos e ideas propias y ajenas fue realizada en enero de 2022, cuando un verano despiadado se asociaba con una de las olas del Covid. Pensaba que no sería contagiado, pero el virus me sorprendió y se apropió de mi cuerpo y muchas de estas páginas fueron encontrando ubicación y forma mientras intentaba regresar a la normalidad. Cada texto ha sabido dialogar con el contexto en el que aparecieron en aquel marzo de 2020 a enero de 2022

Los aeropuertos, los barrios privados o cerrados, los shoppings, los lugares exclusivos de consumo o de diversión, ciertos circuitos de la ciudad, restaurantes, hoteles, automóviles son espacios exclusivos para los que tienen, para los que pueden circular por ellos.

Nadie quiere que irrumpan los otros, los que no tienen, los desposeídos, los pobres. ¿Qué hace esa persona, esa familia, esa mujer, ese chico aquí?, es la pregunta inmediata. Una deuda pendiente de las democracias. En algunas – por el porcentaje de POBRES – una GRAN DEUDA. No solamente los pobres no tienen, no son bien recibidos, no son invitados, sino que son recluidos en ciertos lugares en donde se invisibilizan, no se los ve, no molestan con su pobreza.

Suele pasar que, en una manifestación, en una marcha, en un cruce de calles, en pleno centro, estén allí. O bien que tiren sus cartones en algún BANCO, en algún negocio, en plena calle, y traten de dormir, mientras los que tienen siguen disfrutando. Y la fobia aflora.

Los extranjeros no nos despiertan actitudes de amor y amistad hacia el extranjero. No se trata de los TURISTAS, sino de los que llegan para quedarse. Pero tampoco es un sentimiento de XENOFOBIA, porque lo que produce rechazo y aversión no es que vengan de fuera, que sean de otra raza o etnia.

No molesta el extranjero por el hecho de serlo. Molesta, eso sí, que sean pobres, que vengan a complicar la vida a los que, mal que bien, nos vamos defendiendo, que no traigan al parecer recursos, sino problemas: APOROFOBIA. Y es que es el pobre el que molesta, el sin recursos, el desamparado, el que parece que no puede aportar nada positivo al PIB del país al que llega o en el que vive desde antiguo, el que, aparentemente al menos, no traerá más que complicaciones.

No existe un nombre para una realidad social que es innegable. Ante tal situación, ADELA CORTINA buscó en el léxico griego la palabra «pobre», áporos, y acuño el término «APOROFOBIA», que se está imponiendo de forma exponencial. Además de definir y contextualizar el término. Es la predisposición que tenemos los seres humanos a esta fobia y propone caminos de superación a través de la educación, la eliminación de las desigualdades económicas, la promoción de una democracia que tome en serio la igualdad de derecho y niveles mínimos de equidad.

ADELA CORTINA. Aporofobia, el rechazo al pobre



JORGE EDUARDO NORO nació en la ciudad de Paraná, de la provincia de Entre Ríos, una de las más hermosas de la Argentina, aunque actualmente reside en la provincia de Buenos Aires.
   Es profesor de Filosofía, Pedagogía y Letras, doctor en Ciencias de la Educación y está especializado en Filosofía.
   Ha trabajado como docente con adolescentes durante cuarenta años y al mismo tiempo en la formación de profesores.
   Con el paso del tiempo ingresó como profesor universitario y actualmente imparte seminarios de grado y potgrado en Argentina y otros países de América.
      Ha publicado alrededor de quince libros y desde hace algunos años sus publicaciones están disponibles en diversos sitios web como AcademiaEdu, Calameo, Scribd y en su propio sitio web.
      Dedica sus días a los seminarios que imparte, a participar como invitado en congresos y cursos, pero sobre todo a escribir mucho y a cuidar los árboles que ha plantado. Tiene dos hijos y un nieto, además de ser hincha del Racing.
      Su curriculum completo puedes encontrarlo AQUÍ
      Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por participar y prestigiar con sus escritos este sitio de KRISIS, un espacio para la Educación y el Desarrollo de la Conciencia.

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: