IDEAS Y ESCRITOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA (19). Hacerse cargo de lo contemporáneo

          

Tmp. máx. lect.: 5 min.

Hacerse cargo de lo contemporáneo. Ese mundo en que vivimos.

Recogido por Jorge Eduardo Noro

La reunión de estos textos e ideas propias y ajenas fue realizada en enero de 2022, cuando un verano despiadado se asociaba con una de las olas del Covid. Pensaba que no sería contagiado, pero el virus me sorprendió y se apropió de mi cuerpo y muchas de estas páginas fueron encontrando ubicación y forma mientras intentaba regresar a la normalidad. Cada texto ha sabido dialogar con el contexto en el que aparecieron en aquel marzo de 2020 a enero de 2022

(1) LA FILOSOFÍA EXISTE si se hace cargo de la médula de lo contemporáneo. No es simplemente una cuestión de compromiso o una cuestión de exterioridad política, es que algo de lo contemporáneo está siempre en carne viva y es necesario que la filosofía dé testimonio de eso o se instale allí.

Cargué el siglo sobre mis hombros y responderé por él1 Ref.SARTRE, Jean Paul. Los secuestrados de Altona. Mi interpretación de esta frase es que, en tanto filósofo, responderé por la médula de lo contemporáneo; no puedo no responder por eso. Y sé también, desde esa época, que debemos responder por la médula de lo contemporáneo absolutamente a contracorriente, absolutamente contra lo que está establecido.

Ver, simplemente ver, es bastante difícil. Si la filosofía quiere ayudar a ver, debe estar al servicio de lo que surge, de eso que surge en lo visible, de eso que es siempre paradójico y frágil. Nunca está para consolidar lo que está ahí y domina. Hice la experiencia de eso, sin duda a contracorriente de las opiniones, soportando una multitud de golpes.

(2) AGAMBEN supone que UN CONTEMPORÁNEO es alguien que, en la oscuridad, logra ver lo que nadie ve, ve en las sombras y eso le permite no estar en el presente como el resto. Porque precisamente es alguien que no pertenece a la contemporaneidad, es un extraño, se mueve y se comporta como un extraño. El coraje reside en esa capacidad de mantenerse firme y seguro en lo que vive y ve, y no jugar a adaptarse al presente de todos. Hay que tener mucho coraje para poder afrontar esta situación: Esta no-coincidencia, esta de sincronía, no significa, naturalmente, que contemporáneo sea aquel que vive en otro tiempo.

En medio de las prácticas a las que todos adhieren y se ajustan, el FILOSOFO tiene el valor de ver otro tiempo: desfasaje y anacronismo, para poder establecer una peculiar relación con su tiempo. Por eso tiene el coraje de hablar un lenguaje, que todavía no hablan, que aun no. Pero con el paso del tiempo esos lenguajes se instalan.
Precisamente “aquellos que coinciden demasiado plenamente con la época, que encajan en cada punto perfectamente con ella, no son contemporáneos porque, justamente por ello, no logran verla, no pueden tener fija la mirada sobre ella”: son los que piensan el presente y quedan presos de la contingencia.

Ver en la oscuridad, ver la oscuridad: “contemporáneo es aquel que tiene fija la mirada en su tiempo, para percibir no las luces, sino la oscuridad. Porque todos los tiempos son oscuros, el contemporáneo está en grado de escribir entintando la lapicera en la tiniebla del presente

Ser contemporáneo, entonces, tiene que ver con ser interpelado constantemente por “lo que aún no ha sido” del presente y en el presente. Tal vez de esta manera se puedan analizar los diversos momentos de transformación y de quiebres que se han producido y se producen en los intelectuales, a lo largo de sus biografías. volverse un contemporáneo que ve en la oscuridad, más allá de la luz, lo que un no se ve, lo que nadie ve, pero que el filósofo está obligado a construir.


ALAIN BADIOU – GIORGIO AGAMBEM



JORGE EDUARDO NORO nació en la ciudad de Paraná, de la provincia de Entre Ríos, una de las más hermosas de la Argentina, aunque actualmente reside en la provincia de Buenos Aires.
   Es profesor de Filosofía, Pedagogía y Letras, doctor en Ciencias de la Educación y está especializado en Filosofía.
   Ha trabajado como docente con adolescentes durante cuarenta años y al mismo tiempo en la formación de profesores.
   Con el paso del tiempo ingresó como profesor universitario y actualmente imparte seminarios de grado y potgrado en Argentina y otros países de América.
      Ha publicado alrededor de quince libros y desde hace algunos años sus publicaciones están disponibles en diversos sitios web como AcademiaEdu, Calameo, Scribd y en su propio sitio web.
      Dedica sus días a los seminarios que imparte, a participar como invitado en congresos y cursos, pero sobre todo a escribir mucho y a cuidar los árboles que ha plantado. Tiene dos hijos y un nieto, además de ser hincha del Racing.
      Su curriculum completo puedes encontrarlo AQUÍ
      Vaya desde aquí nuestro más sentido agradecimiento por participar y prestigiar con sus escritos este sitio de KRISIS, un espacio para la Educación y el Desarrollo de la Conciencia.

Referencia[+]

Me encantaría que hicieras un comentario. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: